Venezuela - Julio 2020

Informe de situación

Destacados

  • Hasta el 14 de septiembre se reportan 61.569 casos de COVID-19, 49.371 personas recuperadas y 494 fallecidas. Los estados más afectados: Distrito Capital, Miranda, Zulia y Apure.
  • La tendencia de personas retornando al país continua, y entre inicios de abril e inicios de septiembre, más de 90.000 personas han regresado a Venezuela por fronteras terrestres.
  • Hasta julio 2020, los actores humanitarios han alcanzado con asistencia a 3,4 millones de personas, incluyendo 1,9 millones de personas como parte de la respuesta a la COVID-19.
  • Los impactos socioeconómicos de la pandemia de la COVID-19 aumentan la preocupación sobre la posible exacerbación de las necesidades humanitarias en la región y en Venezuela.
  • Hasta el 15 de septiembre, se recibieron $139,9 millones de dólares para actividades humanitarias, incluyendo fondos para las Naciones Unidas, ONG internacionales y nacionales.
Llenado de tanques de duchas instaladas por actores humanitarios
Julio 2020. San Cristóbal, Táchira, Llenado de tanques de duchas instaladas por actores humanitarios en un refugio temporal donde retornados guardan cuarentena como medida de prevención COVID-19. OCHA/Cortes

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación

Cifras clave

3,4M
alcanzados con asistencia hasta julio
1,9M
alcanzados con ayuda COVID hasta julio
239
Proyectos del Plan implementados en 2020

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación

Financiamiento

$762,5M
Fondos requeridos (2020)
$139,9M
Fondos recibidos

URL:

Descargado el:

Contactos

Samir Elhawary

Coordinador Humanitario Adjunto/Jefe de Oficina

Naomi Frerotte

Oficial de Comunicación

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación
Análisis

Panorama de la Situación

Hasta el 14 de septiembre, las autoridades han confirmado 61.569 casos de COVID-19 en el país, 49.371 personas recuperadas y 494 fallecidas. En el mes de julio se registró un incremento de 300 por ciento en el número de casos confirmados, con un promedio de 403 casos diarios. Desde inicios de julio se ha mantenido la tendencia de un aumento más marcado en los casos de transmisión comunitaria que en los casos importados. Al 14 de septiembre, las autoridades habían confirmado 8.100 casos en personas retornadas, lo que representa un 12,9 por ciento del total de casos.

La región capital se ha convertido en la principal zona de transmisión del virus, superando las tasas de infección de los estados fronterizos. Caracas y el cercano estado de Miranda han reportado los más casos activos.

Sobre el impacto de la COVID-19 en comunidades indígenas, la OPS/OMS reportó entre la confirmación de los primeros casos en el país y hasta el 2 de agosto, 179 casos se confirmaron en población indígena, incluidas tres defunciones. El estado Bolívar reportó 68,5 por ciento de estos casos (123) y el resto fueron notificados en los estados Zulia (43 casos, 2 defunciones) Amazonas (12 casos) y Delta Amacuro (1 caso fatal). Las etnias indígenas Pemón y Wayú han sido las más afectadas.

Al 14 de septiembre, se han realizado un total de 1.864.663 pruebas diagnósticas de COVID-19, incluyendo pruebas de diagnóstico rápido y pruebas de diagnóstico mediante PCR. Las autoridades continúan con los esfuerzos para descentralizar e incrementar la capacidad de diagnóstico PCR con el apoyo de la OPS/OMS. A tal efecto, la OPS/OMS está contribuyó al fortalecimiento de la capacidad de diagnóstico en el marco del acuerdo de colaboración entre el Ministerio del Poder Popular para la Salud y el equipo asesor de la Asamblea Nacional, para continuar avanzado en las líneas prioritarias establecidas para la respuesta a la COVID-19. El 6 de septiembre, se inauguro el Laboratorio Regional de Salud Pública “Dr. Félix Pifano”, ubicado en el estado Yaracuy. El Laboratorio permitirá atender a la población del estado de Yaracuy, y también a los estados Lara, Portuguesa, Cojedes y los municipios vecinos. Los laboratorios Félix Pifano en el estado Yaracuy y José Gregorio Hernández del estado Miranda se sumaron al Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, su laboratorio móvil, y al Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y el país alcanzó un total de cinco centros procesando muestras para las pruebas moleculares (PCR).

La tendencia de personas retornando al país continua, con las autoridades estimando que más de 90.000 personas han regresado a Venezuela por fronteras terrestres desde inicios de abril, la mayoría por el estado Táchira, desde mediados de marzo. Los 96 espacios de alojamiento temporal (PASI) establecidos por las autoridades en los estados fronterizos (Táchira, Apure, Amazonas, Delta Amacuro, Zulia y la Guaira), se mantienen prestando servicio para que las personas retornadas cumplan el período de cuarentena de mínimo dos semanas, antes de ser trasladados a los estados de destino.

A nivel nacional, debido al incremento en los casos de transmisión comunitaria en varias zonas, las autoridades nacionales y regionales han establecido espacios adicionales en hoteles, centros deportivos y de convenciones o villas deportivas para el alojamiento temporal de personas diagnosticadas con COVID-19 asintomáticas o con síntomas leves.

El 9 de agosto, las autoridades nacionales anunciaron la extensión por treinta días del Estado de Alarma y de las medidas de cuarentena y distanciamiento físico que han sido implementadas desde el 13 de marzo, prorrogando la vigencia del decreto por 30 días. El Instituto Nacional de Aeronáutica Civil anunció la restricción de operaciones aéreas por el mismo período en todo el país con excepción de los vuelos de carga, humanitarios, de repatriación, correo, o autorizados por las Naciones Unidas.

Las autoridades han seguido implementando el esquema de cuarentena y flexibilización parcial de actividades con una aplicación diferenciada en tres niveles, que van desde la cuarentena radical hasta la implementación de la flexibilización de algunos sectores alternando siete días de actividad por siete días de cuarentena, de acuerdo con la evaluación que realizan las autoridades sobre la evolución territorializada de la situación.

En la mayor parte del país se reporta escasez de gasolina, a pesar de la implementación del esquema dual de precios, que incluye precios subsidiados y no subsidiados. En diversas zonas se reportan varias semanas sin combustible, mientras que varias localidades que aún tienen suministro han restringido la prestación del servicio a sectores prioritarios.

En diversos estados del país se siguen reportando limitaciones en el acceso continuo a los servicios de agua, energía, gas y telecomunicaciones. Hay reportes sobre los frecuentes cortes de energía eléctrica que afectan a varios estados, algunos que superan las 8 y 10 horas al día, así como del creciente número de personas que utilizan biomasa y leña para cocinar debido a la falta de gas doméstico.

Los impactos socioeconómicos de la pandemia de la COVID-19 han incrementado la preocupación sobre la posible exacerbación de las necesidades humanitarias en la región y en Venezuela. Según estimaciones de la CEPAL sobre la evolución e impacto de la COVID-19 en América Latina, el Producto Interno Bruto de Venezuela se reducirá en un 26 por ciento en 2020, en el marco de una disminución regional que afectará también los índices de desempleo, pobreza y desigualdad.

Al respecto, FAO ha indicado que el aumento de la pobreza en la región impactará en los riesgos de una verdadera crisis alimentaria, no por la falta de alimentos, sino por la escasez de recursos para adquirirlos, siendo Venezuela uno de los países más afectados de la región. En particular, la caída de la capacidad de compra del salario mínimo y la elevada inflación limita la capacidad de acceder a los alimentos y dietas de calidad.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación
Visuales

5W - Presencia Operacional Humanitaria ¿Quién hace qué, dónde, cuándo y para quién?

5W

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación
Análisis
Fuente: OCHA FTS
Fuente: OCHA FTS

Financiamiento

Según datos del Financial Tracking Service (FTS), hasta el 15 de septiembre se recibieron $139,9 millones de dólares para la respuesta humanitaria, $61,9 millones de dólares dentro del Plan de Respuesta Humanitaria con Panorama de Necesidades Humanitarias 2020, incluyendo fondos para las Naciones Unidas, ONG internacionales y nacionales y el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Los organismos y países contribuyentes a las actividades humanitarias son los siguientes: Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido, Suecia, Suiza, Fondo Central de Emergencias de las Naciones Unidas (CERF), Canadá, Alemania y otros.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Salud

178.126
Beneficiados con medicamentos en julio

Necesidades

Hasta el 1 de agosto de 2020, Venezuela ha reportado 4.258 casos de dengue para una tasa de incidencia de 13,5 casos por cada 100 mil habitantes, 187 casos confirmados por laboratorio, 18 casos de dengue grave y 9 fallecidos por dengue, representando una tasa de letalidad de 0,211 por ciento. Aunque se observa una disminución del 43,2 por ciento en los casos de dengue reportados (7.503 casos), la tasa de letalidad se duplicó en comparación con las cifras del mismo período de 2019 (0,107 por ciento), y es superior a la tasa de letalidad de las Américas (0,036 por ciento). En este contexto, es necesaria la identificación temprana y el manejo de casos con signos de alarma con el fin de reducir la cantidad de casos de dengue que requieren hospitalización, aliviando la carga adicional en niveles de atención más complejos que brindarán atención a casos severos de infección por COVID-19.

Desde el 13 de marzo hasta el 14 de septiembre del 2020 Venezuela ha reportado 61.569 casos confirmados por PCR de la COVID-19; hasta la fecha indicada se reportan 494 fallecidos representando una tasa de letalidad de 0,8 por ciento en los últimos 30 días reportándose como una de las más bajas de la región. Al 14 de septiembre, el 85,9 por ciento de los casos confirmados son de transmisión comunitaria (52.929) y 14 por ciento son casos importados (8.665) según la información brindada por el Gobierno Nacional. Al comparar el total de casos reportados de junio (18.574), con los casos reportados hasta el 14 de septiembre (61.569) se denota un aumento del 231,4 por ciento.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha previsto entregar a Venezuela unas 370.000 pruebas de antígeno para detectar la COVID-19, las cuales cuestan menos que las PCR, arrojan resultados más rápidos y permiten estratificar la búsqueda de contagios. Además, ha habido un aumento en el número de pruebas realizadas, lo cual ha incluido la descentralización de los test y la apertura de nuevos laboratorios.

Es imperativo ampliar la capacidad diagnóstica por pruebas confirmatorias de la COVID-19 en la población en general, trabajadores de salud y grupos de riesgos, como población migrante e indígena; además de continuar la reorganización de los servicios de salud, a fin de poder manejar el impacto del aumento de los casos y defunciones, asociado a la probabilidad de un subregistro de casos, y retrasos en la vigilancia y en el rastreo de contactos. Se debe continuar asegurando la provisión de equipos de protección personal para el personal en establecimientos de salud, PASI en puntos fronterizos, personal que realiza visitas domiciliarias, entre otros, para así evitar el contagio de este grupo poblacional. A partir de consultas con el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPSS) y la Asamblea Nacional, se estima que existe una necesidad urgente de al menos 300.150 mascarillas Na 95, tres millones de tapa bocas, y 10.000 trajes de protección biológica entre otros EPP.

Respuesta

Las acciones de los socios del Clúster de Salud han logrado asegurar la provisión de equipamiento, insumos, medicamentos esenciales y de Salud Sexual y Reproductiva, los cuales han beneficiado a 16.886 personas atendidas en 5 ambulatorios, 20 consultorios populares, 8 Maternidades y 30 hospitales en 10 estados. En el contexto de la COVID-19, se benefició a 178.126 personas con la entrega de medicamentos e insumos médicos en 31 establecimientos de salud, 53 ASIC y 2 ambulatorios en los estados Apure, Amazonas, Bolívar, Distrito Capital, Miranda, Táchira, Yaracuy y Zulia, donde se presenta una alta incidencia de casos confirmados de la COVID-19.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) entregó más de 20 toneladas de equipos de protección personal, incluyendo 1,2 millones de mascarillas, 200.000 mascarillas con respirador, 130.000 caretas, 21.000 batas y 9.000 lentes protectores de seguridad, en 31 hospitales y otros centros de salud, con el objetivo de fortalecer la bioseguridad del personal de salud que atiende a la población afectada por la COVID-19 en los estados Apure, Bolívar, Distrito Capital, Miranda, Táchira y Zulia. También, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) inició un esquema de entrega de insumos hospitalarios al Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) para la dotación de 400.000 mascarillas en 52 Áreas de Salud Integral Comunitarias (ASIC), ubicadas en Distrito Capital, Miranda, Zulia, Táchira, Apure y Amazonas, y kits de desinfección en 16 hospitales centinelas priorizados ubicados en los estados Zulia, Táchira, Bolívar, Amazonas, Nueva Esparta y Distrito Capital.

En julio, los socios del Clúster de Salud han realizado la capacitación de 903 trabajadores de la salud en temas priorizados, considerando los enfoques de edad, género y diversidad, en 14 establecimientos de salud del país. También se capacitaron 140 trabajadores de la salud con enfoque a la atención de la COVID-19 en seis PASI y tres establecimientos de salud en los estados Bolívar y Miranda. Un total de 4.897 personas fueron beneficiadas por el fortalecimiento de capacidades comunitarias en materia de prevención de enfermedades, promoción de la salud mediante la sensibilización e información en medidas de prevención en salud sexual y reproductiva, entrega de métodos anticonceptivos y embarazo, en 11 ambulatorios, 9 Centros de Diagnóstico Integral, 8 Hospitales y 9 PASI en 6 estados del país.

Mediante las acciones de los socios del Clúster de Salud, se fortaleció el monitoreo de 7.265 personas viviendo con el virus del VIH con tratamiento antirretroviral en las Farmacias del Programa Nacional de VIH de 14 establecimientos de salud en 10 estados del país. Igualmente 4.356 personas de 28 instituciones en siete estados se beneficiaron del fortalecimiento de los sistemas de información y vigilancia epidemiológica. Igualmente, se benefició a 22.143 personas en mayor vulnerabilidad (Niños, Niñas, Adolescentes, gestantes, indígenas, personas con discapacidad, entre otros) reforzando la capacidad de atención de 13 ambulatorios, 8 Centros de Diagnóstico Integral, 10 Hospitales, 3 PASI en 6 estados del país y a 7.198 personas mediante la aplicación de pruebas de diagnóstico serológico de VIH/Sífilis a población de retornados embarazadas y sus respectivas parejas.

Necesidades no cubiertas

Baja capacidad de confirmación de los casos sospechosos o probables de COVID-19.

El acceso limitado de los actores humanitarios a las comunidades indígenas para apoyar el fortalecimiento de la prevención y respuesta a la COVID-19 considerando que son poblaciones vulnerables y en riesgo.

La disponibilidad oportuna y en cantidad adecuada de equipos de protección personal para el personal de salud.

La capacidad de aumentar los servicios de salud a la velocidad requerida ante el incremento de los casos de COVID-19 para evitar sobresaturación y mantener la oferta de servicios para la atención de otras patologías prioritarias (VIH/Sida, cáncer, diabetes, materno infantil, etc.).

La capacidad de mantener la detección temprana, atención oportuna y vigilancia epidemiológica de enfermedades transmitidas por vectores, especialmente en grupos vulnerables en el contexto de COVID-19.

Es necesario mantener la gestión de la información y los datos sanitarios clave que faciliten la realización de evaluaciones adecuadas y sirva para orientar el apoyo que se brinda a los establecimientos de salud de todo el país.

La continua escasez de combustible en muchas áreas del país está afectando directamente la logística de la respuesta de salud.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Nutrición

6.204
Niños, niñas desparasitados en julio

Necesidades

En julio, hubo avances para adaptar los servicios de salud y nutrición a los protocolos de contextos de pandemia entre los socios, para garantizar la continuidad en la prestación de los servicios. Sin embargo, las necesidades nutricionales persisten, y se reflejan en los reportes de actividades de los socios implementadores. En julio, UNICEF, a través de sus socios ha reportado que 14,5 por ciento de los niños y niñas menores de 5 años tamizados en 10 estados están en riesgo de desnutrición aguda. Por otro lado, la situación de vulnerabilidad en mujeres gestantes y lactantes puede agudizarse debido al impacto de la situación económica actual. De acuerdo con los reportes de los socios, 26 por ciento de las mujeres embarazadas y en período de lactancia tamizadas en los centros de atención presentaron bajo peso.

Respuesta

Más de 3.500 niños, niñas y adolescentes recibieron servicios de prevención a la desnutrición aguda con el suministro de micronutrientes en 10 estados del país y unos 6.204 niños y niñas menores de 5 años recibieron tratamiento a la parasitosis intestinal en los centros de atención de los socios.

En julio, como parte de la estrategia nutricional del clúster, 195 niños y niñas menores de 5 años recibieron los servicios de atención nutricional para la superación de la desnutrición aguda. Adicionalmente, en la faja etaria de 5 a 15 años, 3 niños recibieron tratamiento a la desnutrición aguda en Miranda.

En julio, unas 1.836 mujeres en período de lactancia recibieron consejería sobre lactancia materna para promocionar y apoyar prácticas adecuadas para la alimentación del lactante y el niño pequeño con enfoque multisectorial.

Con el objetivo de mejorar el acceso a los servicios de salud ambulatorios y programas de nutrición a nivel comunitario, en julio, los socios del clúster realizaron tamizaje nutricional a 4.744 niños y niñas menores de 5 años en 12 estados del país, más del 70 por ciento los niños fueron atendidos en los estados Anzoátegui y Bolívar.

Protocolos internacionales dictados por el Clúster Global de Nutrición y la OMS sobre la adaptación de los servicios nutricionales en centros de atención vienen siendo implementados para dar continuidad a la estrategia nutricional, respetando el distanciamiento social y tomando las medidas de prevención al contagio.

Necesidades no cubiertas

Los socios han reportado la suspensión de visitas y consultas presenciales en los centros de atención, disminuyendo considerablemente el volumen y cobertura de los servicios, debido a las medidas nacionales para prevenir la transmisión de la COVID-19.

Persiste la necesidad de cubrir con servicios de salud y nutrición las necesidades de niños, niñas y adolescentes, mujeres embarazadas y en período de lactancia y de la población adulta mayor que se encuentran en los espacios de alojamiento temporal establecidos principalmente en la frontera para la atención de las personas retornadas. Si bien, se han sumado esfuerzos de los socios para tener mayor presencia y proveer atención nutricional a las personas retornadas, se requiere una mayor coordinación entre actores humanitarios y autoridades para ampliar la cobertura.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Protección

134.935
Alcanzados con servicios en julio

Necesidades

Se necesita continuar los esfuerzos para fortalecer el entorno de protección a grupos vulnerables, incluyendo las personas retornadas, que siguen requiriendo protección para evitar el impacto en el bienestar físico y mental y para garantizar el acceso de estos grupos a servicios sociales básicos y de protección, incluyendo atención psicosocial y asistencia legal.

El cierre de las fronteras continúa reduciendo las oportunidades de las personas que implementan la movilidad pendular como estrategia de afrontamiento para abastecerse de alimentos, medicamentos, bienes y acceso a servicios. En el estado Táchira, algunos socios han reportado el contrabando de medicinas y productos de primera necesidad adquiridos en Colombia con un precio alto. Esto aunado al incremento de las necesidades, especialmente en términos de seguridad alimentaria, eleva la adopción de estrategias negativas de afrontamiento que aumentan los riesgos de contagio y explotación.

En julio, se incrementó de manera significativa el número de personas afectadas por la COVID-19, con alta transmisibilidad en la Gran Caracas y los estados La Guaira y Miranda. Los riesgos de protección para los NNA en estos estados se han incrementado con las medidas de cuarentena implementadas, dado que situaciones de estrés y con las familias confinadas podría aumentar la violencia, explotación y abusos especialmente para los grupos más vulnerables.

Respuesta

En julio, los socios del Clúster de Protección alcanzaron a un total de 134.935 mujeres, hombres y NNA con ejecución de actividades en los 23 estados y Distrito Capital. Los estados con mayor alcance de beneficiarios de actividades del Clúster de Protección fueron Miranda (35.692), Zulia (30.247), Apure (14.979), Bolívar (11.242) y Distrito Capital (7.534).

Se alcanzaron 1.172 personas adultas y mayores en riesgo con servicios especializados, incluyendo atención psicosocial y asistencia legal. Unas 109 personas adultas se beneficiaron de acceso a documentación legal, y 414 personas con necesidades específicas se beneficiaron de asistencia material. Igualmente, unas 8.823 personas fueron fortalecidas en temas de prevención y mitigación de riesgos de protección, y mediante el trabajo de fortalecimiento de instituciones en los estados Apure, Bolívar y Zulia unas 12.673 personas se beneficiaron gracias a dotaciones de material que permiten a los funcionarios asegurar los derechos de las personas con necesidades específicas en esos estados.

En julio, unas 853 niñas, adolescentes y mujeres adultas se beneficiaron de servicios de respuesta a la Violencia basada en Género (VbG), incluyendo servicios de gestión de casos (264), apoyo legal (39) y asistencia psicosocial individual (550). Un total de 11.109 NNA y personas adultas fueron beneficiadas a través de actividades de prevención de la VbG, incluyendo la entrega de kits de dignidad que alcanzaron un total de 2.703 niñas y mujeres adultas en 17 Puntos de Atención Social Integral (PASI) de los estados Apure, Bolívar, Táchira y Zulia, y capacitaciones sobre prevención y mitigación de la VbG (8.406). Igualmente, 698 funcionarias y funcionarios de las instituciones del Estado fortalecieron sus capacidades de respuesta a la VbG a través de actividades de formación en materia de prevención y mitigación de la VbG.

Un total del 5.417 NNA en riesgo (la mayoría entre 12 y 17 años) y sus cuidadores se beneficiaron de acceso a actividades de apoyo psicosocial individual y grupal, 41.264 niñas y niños menores de 3 meses tuvieron acceso a certificados de nacimiento en los hospitales (no se reportaron registros civiles de nacimiento) y un total de 6.758 NNA afectados y en riesgo tuvieron acceso a servicios administrativos y programas de protección de la niñez. Por otro lado, 45.570 personas de la comunidad fueron capacitadas en temas de protección de NNA (incluyendo la Guía Protege) y 124 personas de las instituciones del Estado competentes en materia de NNA fueron beneficiadas con materiales y capacitaciones para prevenir y responder a la violencia, abuso, negligencia y explotación de la niñez.

Necesidades no cubiertas

La respuesta a las necesidades específicas de protección de las personas con discapacidad representa tan sólo uno por ciento de personas beneficiarias de asistencia de protección en julio. Para abordar esta brecha se está estableciendo, bajo la coordinación del Clúster de Protección y su socio CONSORVEN, un grupo de trabajo intersectorial con miras a fortalecer la inclusión de las personas con discapacidad en el Ciclo de Programación Humanitaria para el año 2021.

Es necesario garantizar la disponibilidad de servicios multisectoriales de respuesta a la VbG por diferentes clústeres, incluyendo espacios para sobrevivientes de VbG, la inclusión de sobrevivientes y personas en riesgo de VbG en programas de transferencias monetarias (CBT/TM), mitigar la adopción de mecanismos de afrontamiento negativos, que han incrementado durante la pandemia, servicios de salud sexual y reproductiva que incluyan distribución de métodos anticonceptivos y enlaces para la atención pre, post natal y en parto.

Es clave identificar formas alternativas de atención a personas retornadas y comunidades vulnerables en función del nivel de acceso de los actores humanitarios a los PASI. La implementación de las actividades en el terreno se hace aún más compleja por la afectación de los servicios públicos, incluyendo las dificultades para la movilidad entre los distintos municipios por la falta de combustible. En este sentido, fortalecer los diferentes servicios de respuesta a NNA, incluyendo mediante los Consejos de Protección y los Consejos Municipales y reforzando las capacidades de sus funcionarios.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Agua, saneamiento e higiene

351.950
Personas alcanzadas en julio

Necesidades

El aumento en el número de casos positivos de COVID-19 está acentuando la presión sobre los servicios de agua, saneamiento e higiene (ASH), tanto en los PASI y establecimientos de salud como en las comunidades, donde las medidas de prevención requieren mayor apoyo de los servicios de ASH.

Respuesta

En julio, 14 miembros del Clúster reportan haber atendido a 351.950 personas en 68 municipios de 16 estados del país. Durante el 2020, la respuesta sectorial incluye las contribuciones de 31 organizaciones que han atendido a 2.314.617 personas en 124 municipios de 23 estados del país. 

En relación con la asistencia en establecimientos de salud, 75 centros han recibido apoyo en ASH con la provisión de insumos de Prevención y Control de Infecciones (PCI), la rehabilitación/suministro de agua, y/o la promoción de higiene y elementos de PCI. Estas intervenciones incluyen 29 centros donde se está prestando apoyo por primera vez.

En julio, la asistencia en ASH también ha alcanzado aproximadamente a 265 centros de protección o educativos, principalmente en el suministro de agua por camión cisterna, así como también con intervenciones para garantizar agua segura y saneamiento sanitario, mediante la rehabilitación de baños y la distribución de artículos de higiene. Con ello, el número total de centros de protección y educación que se han beneficiado de las intervenciones o suministros de ASH asciende a aproximadamente 570 desde principios de año.

En relación con el apoyo a las comunidades, un total de 115.400 personas se han beneficiado de intervenciones ASH, la mayoría de ellas en Miranda (34.485), Bolívar (11.700), Lara (7.000), Distrito Capital (5.750), Apure (5.240), Zulia (2.130) y Delta Amacuro (1.170). Esto eleva el total de personas en comunidades apoyadas entre enero y julio a 1.765.675, principalmente en Táchira (1.197.270), Miranda (278.000), Bolívar (113.940), y Delta Amacuro (75.200).

Necesidades no cubiertas

En establecimientos de salud, se reportan insuficiencias en los consumibles de limpieza/desinfección y mecanismos de eliminación de desechos infecciosos. Se necesita complementar las actividades previstas para asegurar paquetes completos de ASH/PCI.

Las necesidades en términos de ASH en los espacios de alojamiento temporal (PASI) han aumentado con el incremento de personas retornadas. Sin embargo, la capacidad de respuesta está impactada por brechas en la disponibilidad de recursos financieros.

Las medidas de prevención y cuarentena ante la COVID-19 limitan las posibilidades y plazos de capacitación, implementación y distribución de insumos por parte de las organizaciones que están prestando asistencia. La falta de acceso a combustible afecta toda la cadena de producción y suministro de servicios. Además, hay algunas organizaciones no gubernamentales con recursos para prestar apoyo que requieren permisos o salvoconductos para contribuir en la respuesta.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Seguridad Alimentaria

125.261
Personas beneficiadas de ayuda SA en julio

Necesidades

Según datos del informe interagencial El Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo (SOFI 2020), el costo de una dieta saludable en la región es el más alto del mundo, con un valor promedio de USD 3,98 al día por persona, lo que aunado a la depreciación del salario mínimo y la elevada inflación en Venezuela limita la capacidad de las personas para acceder a los alimentos y dietas de calidad.

Los socios alertan sobre la baja en la producción de los rubros maíz y arroz durante el ciclo de siembra. En relación con el maíz, se sembraron 112.000 hectáreas este año, es decir 88.000 hectáreas menos que en el 2019 o una disminución del 40 por ciento. Mientras que en el sector arroz la disminución fue mayor ya que pasaron de 75.000 hectáreas en el 2019 a 37.500 en el 2020, es decir 50 por ciento menos.  

Las personas retornadas requieren de asistencia y apoyo nutricional. No sólo hay una necesidad de apoyarles en los espacios de alojamiento temporal (PASI) con asistencia alimentaria directa, también es hay una necesidad de apoyar a las personas retornadas y las comunidades de acogida en los estados de destino, así como en las zonas rurales limítrofes de los países vecinos, para el impulsar la producción local de alimentos y contribuir a la generación de ingresos.  

Respuesta

En julio, 125.261 personas se beneficiaron de actividades de seguridad alimentaria, incluyendo distribución y producción de alimentos en 102 municipios de 23 estados.

Las principales actividades reportadas por los socios del Clúster fueron:

  • Fortalecimiento técnico y equipamiento a instituciones públicas y a organizaciones locales que implementan actividades de seguridad alimentaria y nutricional, análisis de viabilidad para las modalidades de intervención, y capacitación en diversos oficios que apoyan la producción de alimentos, la siembra y la adquisición de competencias para la vida.

  • Suministro de semillas, herramientas, pequeños equipos, animales y asistencia técnica para la producción de alimentos para atender necesidades inmediatas, con especial atención a hogares con mujeres cabezas de familia;

  • Distribución de alimentación complementaria en instituciones educativas, centros comunitarios y establecimientos de salud; apoyo a la producción y distribución de alimentos nutricionalmente enriquecidos para personas con necesidades específicas, y; distribución de alimentos a personas vulnerables, con una atención particular a mujeres y niñas en situación de riesgo, y familias con niños y niñas menores de 5 años con desnutrición aguda.

  • Distribución de dinero o cupones a hogares vulnerables, con especial atención a hogares con mujeres cabezas de familia.

Necesidades no cubiertas

Se requiere fortalecer la capacidad de respuesta del Clúster y movilizar más recursos para responder a la escala de las necesidades.

Las modalidades de asistencia de transferencias en efectivo (CBT/TM) pueden ser un mecanismo para responder a las necesidades alimentarias de emergencia, una vez que se aclaren las condiciones fiscales y el marco legal de este tipo de asistencia.

La escasez de combustible en algunos estados del país continúa impactando a gremios agrícolas y ganaderos que expresan preocupación por las consecuencias de no poder utilizar las maquinarias y equipos necesarios para la producción de alimentos, así como el traslado de los mismos, desde los estados Apure, Barinas, Lara, Táchira y Zulia.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Educación

20.851
Alcanzados con material educativo en julio

Necesidades

La migración del sistema presencial de clases a una modalidad remota por el contexto de la COVID-19 ha sido un reto para el sistema educativo y todos los actores.

Los socios del clúster alertan que el cierre de escuelas por la COVID-19 ha aumentado los riesgos de violencia doméstica y basada en género para NNA, así como del impacto en la salud mental y las necesidades de apoyo psicosocial.

Las condiciones para la continuidad educativa durante el cierre preventivo de escuelas son adversas, incluyendo el acceso reducido a la conectividad, la limitada disponibilidad tecnológica y la inestabilidad del servicio eléctrico. Estas circunstancias afectan con mayor impacto a NNA más vulnerables como quienes tienen alguna discapacidad, población indígena y en situación hospitalaria.

Respuesta

En julio, con el objetivo de mejorar las condiciones para el aprendizaje y la continuidad educativa de NNA en escuelas, se continuó la distribución de materiales educativos en formato individual a nivel de hogares alcanzando un total de 20.851 NNA (49 por ciento niñas y 51 por ciento niños), especialmente en Distrito Capital y Zulia. Asimismo, se logró atender a 40.432 NNA (51 por ciento niñas y 49 por ciento niños) con distribución de alimentos en seco o a nivel de hogar mediante apoyo del programa de alimentación escolar beneficiando mayoritariamente NNA de Bolívar y Zulia.

Un total de 3.274 adolescentes y jóvenes (46 por ciento niñas y 54 por ciento niños) participaron en iniciativas orientadas a fomentar la nivelación educativa, las habilidades para la vida y la capacitación técnica en formatos remotos especialmente en Zulia. Se atendieron 69.406 NNA mediante la implementación de actividades de apoyo psicoeducativo en línea, por vía telefónica o mediante visitas al hogar (53 por ciento niñas y 47 por ciento niños) en Miranda y Táchira.

Se capacitaron de manera virtual sobre el enfoque de educación en emergencia unos 2.921 docentes (80 por ciento mujeres y 20 por ciento hombres) en el estado Miranda.

En el marco de la respuesta a la COVID-19, se incorporaron actividades de educación a distancia mediante recursos multiplataforma (televisivos, radiales, virtuales, impresos) para NNA afectados por el cierre de escuelas. Durante este período se alcanzó a 8.494 estudiantes mayoritariamente en Miranda y Zulia.

Necesidades no cubiertas

El bajo financiamiento internacional al sector agrava la situación y pone en riesgo la sostenibilidad de las acciones, ello es especialmente crítico para organizaciones locales y comunitarias que cuentan con menos apoyo de la cooperación. Por ejemplo, en relación con las iniciativas para reinserción educativa de NNA fuera de la escuela la brecha es del 97 por ciento; en la distribución de kits de materiales escolares la brecha es del 85 por ciento y en alimentación escolar la brecha que falta por cubrir es del 67 por ciento.

A pesar de los esfuerzos de la autoridad nacional y el apoyo del Clúster en la disponibilidad de la oferta multiplataforma a distancia, el acceso es diferenciado entre estados, lo que se profundiza por la falta de financiamiento internacional para fuentes sostenibles de acceso a internet, mejora del servicio eléctrico e inversión tecnológica en comunidades remotas.

El apoyo del sector educativo para la acogida e inclusión de la población retornada también está sub financiada.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Alojamiento, Energía y Enseres

27.000
Alcanzados con asistencia en julio

Necesidades

-

Respuesta

En julio, unas 27.150 personas (55 por ciento mujeres y 45 por ciento hombres) se beneficiaron de un mejor acceso a alojamiento seguro, energía y/o enseres básicos en siete estados del país, siendo los estados Táchira (15.457), La Guaira (5.765) y Bolívar (4.825) los que tuvieron mayor número de personas beneficiadas. La mayor parte de la respuesta estuvo centrada en intervenciones de atención a la COVID-19, incluyendo la respuesta a las personas retornadas, mientras que las demás fueron intervenciones para personas con necesidades específicas de comunidades priorizadas, en atención a consideraciones de género, edad y diversidad.

Las actividades de atención a la COVID-19 en espacios de alojamiento temporal, incluyendo PASI y centros de aislamiento, estuvieron mayormente localizadas en La Guaria (Centro de aislamiento Los Caracas) y varios PASI de los estados Miranda y Táchira, con un alcance de 8.995 personas. En el centro de aislamiento Los Caracas se instalaron lámparas solares de alumbrado público para las zonas comunitarias, se dotaron enseres básicos, incluyendo colchonetas y se mejoró el sistema eléctrico, con instalaciones de tableros, 85 lámparas de pared y 100 bombillos. Además, durante julio se finalizó la instalación de un total de 12 unidades de alojamiento prefabricadas en la zona exterior del centro para ampliar su capacidad total y fortalecer el sistema de triaje. Uno de los PASI del estado Miranda fue equipado con kits de cocina para dar soporte a un total de 200 personas, mientras que varios PASI de Táchira (municipios Colón, Rubio y San Cristóbal) fueron apoyados con lámparas solares de alumbrado público para las zonas comunitarias. Durante julio, se continuaron fortaleciendo las capacidades de gestión de 68 miembros del personal de los PASI de La Guaira, Miranda, Zulia y Apure. También se distribuyeron kits para personas en movilidad y kits de hábitat, que tuvieron un alcance de 1.350 beneficiarios en los estados Amazonas, Bolívar y Táchira.

Respecto a las intervenciones realizadas en centros y espacios comunitarios, se instalaron plantas eléctricas y realizaron rehabilitaciones estructurales en los ambulatorios de El Cuquí y la Concordia (estado Táchira). También se finalizó la rehabilitación del establecimiento sanitario Fundación Social Simón Bolívar (estado Bolívar), incluyendo la instalación de tres unidades de alojamiento prefabricadas. En total, estas intervenciones tuvieron un alcance de 5.350 personas. Para fortalecer las capacidades de las instituciones y centros comunitarios, se realizaron dotaciones de enseres, incluyendo kits de cocina, lámparas solares y Equipos de Protección Individual (EPI) en centros comunitarios de los municipios Caroní (estado Bolívar) y Junín, San Cristóbal, García de Hevia y Ayacucho (estado Táchira), que tuvieron un alcance de 5.713 personas.

A nivel individual, se distribuyeron 634 lámparas solares en comunidades priorizadas de los estados Apure, Bolívar, Miranda y Táchira, que tuvieron un alcance de 4.880 personas. Los kits contenían insumos de protección personal como mascarillas y gel antibacterial. Otras intervenciones incluyeron distribuciones de enseres básicos (incluyendo hamacas y mosquiteros) para personas con necesidades específicas de comunidades de los estados Bolívar y Zulia.

Necesidades no cubiertas

En algunos estados, especialmente Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro, la presencia limitada de socios y las distancias para cubrir estos territorios continúan siendo una dificultad para la implementación de proyectos. Debido a las limitaciones de acceso y de suministro de combustible que restringen la movilidad, algunas organizaciones humanitarias han debido suspender o postergar operaciones.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Logística

Necesidades

Debido a las medidas de cuarentena para afrontar la COVID-19, los actores humanitarios siguen enfrentando retos de acceso impactando la implementación de proyectos. Las organizaciones necesitan apoyo para obtener permisos que permitan seguir con las entregas y actividades en el terreno, y garantizar el suministro de combustible en su área de operación.

Respuesta

El Clúster sigue su actividad de coordinación y apoyo con el manejo de la información, proporcionando actualizaciones e informes en términos de capacitad logística, restricciones y acceso. Esto incluye lineamientos y mecanismos en el marco del Plan Global de Respuesta Humanitaria COVID-19.

El Clúster apoyó en la organización de los vuelos del Puente Aéreo Humanitario de ECHO (copatrocinados por la Unión Europea, España y Portugal) divulgando y asegurando que la información adecuada llegue a las organizaciones interesadas. El vuelo permitió la repatriación para personas vulnerables y personal humanitario, así como el transporte de carga de 79,1 toneladas de insumos médicos, agua saneamiento e higiene, nutrición y equipos de protección para siete agencias y organizaciones humanitarias.

El Clúster apoyó la compilación y divulgación de información para los vuelos de repatriación organizados por la Embajada de España y vuelos humanitarios organizado por el Programa Mundial de Alimentos hacia Venezuela desde los centros operativos en Panamá y México. 

Necesidades no cubiertas

Disrupciones en la cadena de suministros a nivel mundial, incluyendo restricciones al tráfico aéreo y marítimo, y cierre de fronteras, siguen impactando en la capacidad de adquisiciones de insumos a escala global. Ha habido esfuerzos comunes para la activación de servicios de transporte comunes y de un sistema interagencial de priorización para compras de insumos críticos dentro del Plan Global de Respuesta Humanitaria COVID-19.

El cierre del espacio aéreo y fronteras ha dificultado las condiciones de entrada y salida para personal humanitario, sobre todo para las ONG afectando el desarrollo de sus programas y la eficacia de sus respuestas a la epidemia.

Los primeros vuelos, planeados para agosto, organizados y gestionados como parte del apoyo logístico del Programa Mundial de Alimentos a la respuesta global han tenido algunos desafíos iniciales con los trámites para facilitar el movimiento del personal humanitario.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación
Coordinación

Coordinación

Los Centros de Coordinación en el Terreno mantienen enlace con las autoridades y los socios locales para apoyar en la evaluación de necesidades, la implementación de la respuesta y las capacitaciones en temas de manejo de espacios de alojamiento temporal, así como la abogacía en temas logísticos y de acceso.

Socios del Plan de Respuesta Humanitaria 2020, con el apoyo de OCHA, han organizado e implementado una serie de talleres en modalidad a distancia dirigidos a ONG nacionales sobre la arquitectura humanitaria y el Ciclo de Programación Humanitaria.

En la primera reunión con la Plataforma de Acción Humanitaria Nacional (PAHNAL), constituida por las ONG nacionales, OCHA presentó el Plan de Respuesta Humanitaria 2020 y la Red de Puntos Focales sobre la Protección contra la Explotación y los Abusos Sexuales (PEAS).

El Equipo Humanitario de País aprobó el Protocolo Interagencial de Quejas y Denuncias de Explotación y Abusos Sexuales, y la Red de PSEA organizó una serie de sesiones de capacitación para los miembros de los grupos de protección sobre el manejo y la notificación de casos con la participación de 52 organizaciones.

OCHA y diversos socios humanitarios iniciaron el desarrollo y redacción del Marco Colectivo Interinstitucional para la rendición de cuentas a las poblaciones afectadas.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Julio 2020

Informe de situación
Análisis

Retos Operacionales Comunes

La respuesta humanitaria requiere con urgencia más financiación para mantener y ampliar las actividades implementadas; muchos socios resaltan brechas de financiación críticas incluso para fortalecer la respuesta a la COVID-19.

Las organizaciones humanitarias deben adaptar sus modalidades de respuesta en el contexto de la pandemia, para minimizar el riesgo de contagio, en especial para los funcionarios que están en la primera línea de respuesta. 

Los desafíos logísticos han aumentado a causa de las limitaciones de movimiento en todo el territorio nacional, los retrasos en la importación de algunos suministros, la disponibilidad de transporte y la escasez de combustible.

La magnitud de las necesidades requiere de una respuesta humanitaria con mayor capacidad operativa, incluida mayor apertura para trabajo de las ONG nacionales e internacionales con experiencia en emergencias sanitarias y en línea con los principios humanitarios.

URL:

Descargado el: