Venezuela

Informe de situación

Destacados

  • Más de 675.000 personas recibieron algún tipo de asistencia humanitaria durante el primer trimestre de 2020.
  • El brote de sarampión fue declarado bajo control el 30 de enero 2020, siguiendo las acciones conjuntas del Ministerio del Poder Popular para la Salud, la OPS/OMS y UNICEF.
  • Durante el primer trimestre de 2020, más de 296.000 personas se beneficiaron de la distribución de 368 toneladas de medicamentos, insumos y equipos médicos en 14 estados.
  • Un reto importante para el acceso humanitario es la escasez de combustible, que afectó la entrega de asistencia en zonas fronterizas y remotas.
  • Hasta el 7 de junio, se recibieron $115,7 millones de dólares para actividades humanitarias.
Marzo 2020. Campaña de vacunación masiva contra sarampión y polio. San Joaquín de Navay, Táchira, Venezuela. OCHA/Cortes
Marzo 2020. Campaña de vacunación masiva contra sarampión y polio. San Joaquín de Navay, Táchira, Venezuela. OCHA/Cortes

URL:

Descargado el:

Venezuela

Informe de situación

Cifras clave

296.000
Personas beneficiaron de medicamentos
278.000
Personas recibieron servicios protección
118.000
Estudiantes recibieron material educativo
258.000
Personas tuvieron acceso a agua potable

URL:

Descargado el:

Contactos

Gema Cortés

Oficial de Comunicación

Samir Elhawary

Coordinador Humanitario Adjunto/Jefe de Oficina

Venezuela

Informe de situación
Visuales

Presencia Operacional Humanitaria en Venezuela (marzo 2020)

Presencia Operacional Humanitaria en Venezuela (marzo 2020)

URL:

Descargado el:

Venezuela

Informe de situación
Coordinación

Financiamiento

Según datos del Financial Tracking Service (FTS), hasta el 7 de junio se recibieron $115,7 millones de dólares para la implementación actividades humanitarias incluyendo fondos para las Naciones Unidas, ONG internacionales y nacionales y el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Del total recibido, $16,4 millones están destinados a actividades dentro del Plan Intersectorial de Preparación y Atención COVID-19.

Los organismos y países contribuyentes que han reportado su financiamiento en el FTS son los siguientes: Unión Europea, Estados Unidos, Suecia, Fondo Central de Emergencias de las Naciones Unidas (CERF), Suiza, Canadá, Reino Unido, Alemania y Luxemburgo.

URL:

Descargado el:

Venezuela

Informe de situación

Estatus del cluster

Salud

96.000
Personas beneficiadas con insumos médicos

Necesidades

El brote de sarampión fue declarado bajo control en Venezuela siguiendo las acciones conjuntas de la OPS/OMS, UNICEF, socios humanitarios y el MPPS, incluyendo la campaña de vacunación que alcanzó a casi 9 millones de niños y niñas de seis meses a 15 años en todo el país. Hasta el 28 de marzo se notificaron tres casos sospechosos de sarampión, todos descartados. Es necesario seguir fortaleciendo el programa regular de inmunizaciones del país para mantener las coberturas de vacunación por encima de 95 por ciento en todo el territorio y un buen sistema de vigilancia epidemiológica para prevenir la reintroducción del virus.[1],[2]

El brote de difteria que inició en julio 2016 sigue activo. Entre el 29 de diciembre 2019 y el 1 de febrero 2020, se notificaron 25 casos sospechosos, de los cuales dos fueron confirmados (uno por laboratorio y uno por criterio clínico o nexo epidemiológico en dos entidades federales con 2 municipios afectados. En 2019, 17 entidades federales con 65 municipios fueron afectadas y en 2018, 22 entidades federales y 99 municipios reportaron casos confirmados. Actualmente las actividades de vacunación y control continúan.[3]

Hasta el 28 de marzo, se reportaron 2.582 casos confirmados de dengue con una tasa de incidencia de 7,97 por 100.000 personas. De los casos confirmados, 120 fueron por laboratorio, 11 de estos casos se clasificaron como dengue grave y se reportaron 6 muertes durante este periodo de tiempo. Comparado con en el mismo periodo de 2019 se observa una disminución de 13 por ciento en el número de casos (2.969), 48 por ciento en los casos de dengue grave (21) y del 25 por ciento en las defunciones (8). En este contexto, es necesario implementar medidas de preparación y respuesta intersectoriales; así como mantener las acciones sobre manejo de casos, diagnóstico de laboratorio, comunicación de riesgos y manejo integrado de vectores, al igual que reforzar las estrategias comunitarias orientadas a medidas de prevención y control.[4]

[1] Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud; El brote de Sarampión en Venezuela está bajo control, Washington, DC, 30 de enero de 2020 (OPS). Disponible en: https://www.paho.org/venezuela/index.php?option=com_content&view=article&id=544:el-brote-de-sarampion-en-venezuela-esta-bajo-control&Itemid=0

[2] Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud; Boletín Semanal. Sarampión, Rubeola y Síndrome de Rubeola Congénita. Vol. 26, No. 13. Semana que termina el 28 de marzo de 2020. Disponible en: https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&view=download&category_slug=boletin-sarampion-rubeola-1122&alias=51937-boletin-semanal-de-sarampion-rubeola-13-28-de-marzo-del-2020&Itemid=270&lang=es

[3] Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud; Actualización epidemiológica Difteria, 3 de marzo 2020. Disponible en: https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&view=download&category_slug=2020-alertas-epidemiologicas&alias=51822-3-de-marzo-de-2020-difteria-actualizacion-epidemiologica&Itemid=270&lang=es

[4] Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud; Plataforma de Información en Salud para las Américas (PLISA). Disponible en: https://www.paho.org/data/index.php/es/temas/indicadores-dengue/dengue-nacional/9-dengue-pais-ano.html

Respuesta

Durante el primer trimestre 2020, se distribuyeron 368 toneladas de medicamentos, insumos y equipos médicos, beneficiando un estimado de 296.400 personas y facilitando el trabajo de 13 ONGs y 139 establecimientos de salud en 24 estados del país.

En febrero 2020, la Cruz Roja Venezolana recibió 42 toneladas de insumos médicos y medicamentos que se distribuyeron en hospitales públicos y mediante jornadas de salud comunitarias en todo el país.[1]

El fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica y la documentación del cierre de brote de sarampión se llevó a cabo el trabajo conjunto de 10 Consultores Nacionales contratados por OPS (NPC) y las autoridades sanitarias, los servicios de epidemiología y los establecimientos de salud de los territorios, poniendo especial énfasis en municipios con silencio[SE1]  epidemiológico y en aquellos donde se continúan notificando casos sospechosos.

Diversas actividades de fortalecimiento a la respuesta del manejo clínico de violencia sexual se están poniendo en práctica en cuatro hospitales de los estados fronterizos de Zulia y Táchira. Las acciones incluyen apoyo para la adecuación de cuatro espacios para la atención de mujeres y la dotación de equipos, insumos, medicamentos. Además, del componente de protección de UNFPA, que incluye el fortalecimiento del conocimiento sobre el tema de los proveedores de salud y demás funcionarios involucrados, así como el fortalecimiento de la ruta de atención.

El Clúster de Salud, liderado por la OPS, tiene un Coordinador dedicado exclusivamente a ese rol desde enero y cuenta con 65 socios de los cuales 39 son ONG nacionales, 11 ONG internacionales, 9 organismos del Naciones Unidas, 1 MPPS y 4 organizaciones que tienen el rol de observadores. Desde noviembre de 2019 se trabaja con los socios en la preparación del panorama de necesidades humanitarias, definición de la población con necesidades y el Plan de Respuesta Humanitaria 2020.

El clúster subnacional de salud en Maracaibo, Zulia se activó el 11 de febrero –además de los clústeres subnacionales en San Cristóbal, Táchira y Ciudad Guayana, Bolívar.

[1] @CruzRojaVe. 8 de febrero de 2020. Disponible en: https://twitter.com/CruzRojaVe/status/1226211201522294785

Necesidades no cubiertas

Es necesario mantener los esfuerzos para el control de casos de difteria en los estados priorizados y la prevención de la reintroducción del virus de sarampión en Venezuela.  

Hay que aumentar los esfuerzos para recaudar fondos con el fin de adquirir y distribuir vacunas para garantizar la continuidad del programa de vacunación de rutina.

Es necesario continuar apoyando a los establecimientos de salud con suministros continuos de medicamentos e insumos. También, la provisión de servicios esenciales, como agua, electricidad, eliminación de residuos sanitario son fundamentales para mantener su capacidad operativa.

Se requiere fortalecer las acciones de detección temprana, atención oportuna y vigilancia epidemiológica de enfermedades transmitidas por vectores, especialmente en grupos vulnerables (gestantes, población indígena.).

La salida de personal sanitario continúa siendo un reto, por lo que se necesitan procesos de educación continua para transferir conocimiento y asegurar el fortalecimiento de capacidades de los recursos humanos disponibles en salud.

      Hay que mantener la gestión de la información y los datos sanitarios clave, para facilitar evaluaciones adecuadas y que sirvan para orientar la toma de decisiones respecto al apoyo que se brinda a los establecimientos de salud de todo el país. Se detecta una brecha de datos estadísticos para establecer una línea base de atención en Salud Sexual y Reproductiva (SRS).

La continua escasez de combustible en muchas áreas del país está afectando directamente la logística de la respuesta de salud.

URL:

Descargado el:

Venezuela

Informe de situación

Estatus del cluster

Nutrición

61.000
Niñas/os recibieron atención nutricional

Necesidades

Los socios del Clúster reportaron que niños, niñas y adolescentes (NNA) de hogares vulnerables han vuelto a sufrir de desnutrición después de haber recibido tratamiento en ambulatorios o en los centros de atención que se han apoyados. Por lo que es necesaria una respuesta integral con actividades de nutrición y de seguridad alimentaria para evitar que la población recaiga en cuadros de desnutrición.

Respuesta

En el primer trimestre de 2020, 61.738 personas se beneficiaron de actividades de prevención de la desnutrición y de servicios de nutrición en 21 estados. Entre ellas, 27.257 niños y niñas menores de 5 años recibieron suplementos nutricionales para tratar la deficiencia en micronutrientes, 13.203 mujeres embarazadas y en periodo de lactancia recibieron suplementos nutricionales dentro de las actividades de prevención de la desnutrición.

Las actividades del Clúster Nutrición han incorporado las acciones de prevención a NNAs en el plan de respuesta 2020. Como parte de la estrategia de prevención, se suministró suplemento nutricional 5.926 NNA en riesgo de desnutrición aguda.

Un total de 930 NNAs recibieron tratamiento a la desnutrición aguda moderada sin complicaciones, de estos, 128 en el estado Zulia; 215 NNAs fueron tratados por desnutrición aguda severa sin complicaciones. Estas actividades se desarrollan en centros de salud y ambulatorios apoyados por los socios.

Al menos 7.400 madres con infantes de 0 a 23 meses de vida recibieron consejerías sobre alimentación del lactante y el niño pequeño integrado a mensajes clave de salud, agua, saneamiento e higiene, y seguridad alimentaria en centros de atención.

Necesidades no cubiertas

Es necesario poner en práctica servicios nutricionales para población con necesidades especiales en condición de discapacidad.

Es preciso extender la cobertura en servicios nutricionales a niños y niñas mayores de 5 años y adolescentes. Si bien este grupo demográfico es parte del plan de respuesta 2020, la prestación de servicios a niños mayores de 5 años continúa siendo inferior en comparación con la población de menores de 5 años asistidos.

URL:

Descargado el:

Venezuela

Informe de situación

Estatus del cluster

Protección

278.000
Personas,recibieron servicios protección

Necesidades

Se estima que las necesidades de protección humanitaria son debido a múltiples factores como la limitada calidad y acceso a los servicios básicos,  la violencia organizada en algunas zonas del país, como fronterizos y urbanas, y la movilidad humana como estrategia de afrontamiento que aumenta los riesgos de protección. La capacidad de las instituciones de brindar servicios de protección también ha sido afectada. Todos los grupos vulnerables requieren protección y asistencia para evitar daños físicos y mentales, y para garantizar su participación en la sociedad y su acceso a servicios sociales básicos y de protección.

Continua la necesidad de expandir la cobertura de servicios de calidad, incluyendo la prevención y respuesta a la Violencia basada en Género (VbG) y procesos de sensibilización a la población en materia de detección de riesgos de VbG que puede ser logrado informando sobre los servicios disponibles. Esto incluye programas de sensibilización para la prevención de la VbG dirigido a los hombres en sus diferentes etapas del ciclo vital y garantizando que se incorporen estrategias contextualizadas para comunidades rurales. Es importante también seguir fortaleciendo los espacios de capacitaciones a los actores humanitarios no especializados en VbG para que incorporen acciones sin daños de prevención y mitigación de la VbG. Del mismo modo, continuar el fortalecimiento de los actores humanitarios que brindan servicios de respuesta de VbG, haciendo énfasis en los estándares mínimos para la prevención y respuesta a la VbG en situaciones de emergencia e incluyendo las y los servidores de las instituciones públicas con competencia en la prevención, mitigación y respuesta de la VbG.

Respuesta

Durante el primer trimestre 2020, un total de 278.786[1] mujeres, hombres, niños, niñas y adolescentes (NNAs) recibieron servicios especializados de protección, acceso a documentación legal y/o informaciones sobre temas de protección. La asistencia tuvo una cobertura en todo el país, alcanzando los 23 estados y el Distrito Capital. Los estados con mayor alcance de beneficiarios de actividades del Clúster de Protección fueron Miranda (96.252 personas), Zulia (34.891 personas) y Bolívar (29.537 personas).

Un total de 358 mujeres hombres y NNAs se beneficiaron de servicios especializados para la atención psicosocial, incluyendo personas con discapacidad, adultos mayores y población indígena. De estas personas, 110 (31 por ciento) eran NNAs (15 por ciento género femenino y 85 por ciento género masculino), 229 (64 por ciento) adultos de entre 18 y 59 años (86 por ciento género femenino y 14 por ciento género masculino) y 19 (5 por ciento) adultos mayores de 59 años (89 por ciento género femenino y 11 por ciento género masculino). Por otra parte, 6.244 NNAs y adultos cuidadores de NNAs se beneficiaron de servicios especializados de protección a través de sesiones de apoyo psicosocial individual y grupal dirigidas a estos grupos específicamente. De estas personas, 5.735 (92 por ciento) eran NNAs (51 por ciento género femenino y 49 por ciento género masculino) y 509 (8 por ciento) eran adultos cuidadores de NNAs de entre 18 y 59 años (67 por ciento género femenino y 33 por ciento género masculino).

Por otra parte, un total de 127.767 NNAs en riesgo y con necesidades de protección se beneficiaron de asistencia para facilitar el acceso a certificados de nacimiento. Siete adultos en riesgo de entre 18 y 59 años (43 por ciento género femenino y 57 por ciento género masculino) se beneficiaron de acceso a documentación legal (incluyendo, por ejemplo, certificados de defunción).

Un total de 18.047 mujeres, hombres y NNAs se beneficiaron de servicios de protección especializados (incluyendo atención legal) para prevenir, mitigar y responder a los riesgos de protección, de dotaciones de asistencia material e informaciones de protección a través de capacitaciones, incluyendo temas de protección y derechos humanos a las instituciones del Estado y a personas de las comunidades. De estas personas, 7.262 (40 por ciento) eran NNAs (42 por ciento género femenino y 58 por ciento género masculino), 9.453 adultos (52 por ciento) de entre 18 y 59 años (72 por ciento género femenino y 28 por ciento género masculino) y 1.332 (7 por ciento) adultos mayores de 59 años (55 por ciento género femenino y 45 por ciento género masculino.

Por otro lado, un total 118.523 mujeres, hombres y NNAs se beneficiaron de actividades para prevenir, mitigar y responder a la violencia, abuso, negligencia y explotación de NNAs, incluyendo el acceso de adolescentes con necesidades de protección al sistema de justicia juvenil, servicios y programas especializados de protección a NNA (como la gestión de casos y capacitaciones y sensibilizaciones sobre protección de NNA, crianza positiva y/o separación familiar). De estos, 81,974 eran NNAs (50 por ciento género femenino y 50 por ciento género masculino), 33,077 eran adultos de entre 18 y 59 años (70 por ciento género femenino y 30 por ciento género masculino) y 7 (1 por ciento) eran adultos mayores de 59 años (71 por ciento género femenino y 29 por ciento género masculino).

Un total de 1,394 personas, la mayoría mujeres adolescentes de entre 15 y 19 años (63 por ciento) y mujeres adultas (33 por ciento), se beneficiaron de servicios de respuesta a la VbG, incluyendo orientación legal, gestión de casos de VbG y apoyo psicosocial. Por otra parte, un total de 6,108 personas, la mayoría de las cuales fueron mujeres (51 por ciento), seguido de mujeres adolescentes (14 por ciento), vieron fortalecida su resiliencia para prevenir y responder a la VbG a través de su participación en diferentes actividades de sensibilización en materia de VbG y nuevas masculinidades, además de capacitaciones sobre cómo acceder a servicios de respuesta a la VbG, actividades de empoderamiento a través de espacios seguros y sensibilizaciones en materia de Derechos Sexuales y Reproductivos (DSSR). Un total de 338 empleados de instituciones públicas, sociedad civil y personal humanitario (50 por ciento mujeres y 50 por ciento hombres) vieron fortalecidas sus capacidades para prevenir y responder a la VbG a través de formaciones en género, derechos de las mujeres y las niñas, violencia de género, respuesta segura a incidentes de VbG o rutas de remisiones.

[1] Esta cifra corresponde a la sumatoria de beneficiarios alcanzados en las diferentes actividades reportadas como finalizadas y en ejecución por los socios del Clúster de Protección, incluyendo ambas Áreas de Responsabilidad (AdR) desde enero hasta marzo de 2020. Si un individuo (beneficiario) participa en más de una de estas actividades, existe la posibilidad de que se informe varias veces bajo el mismo o diferentes indicadores. Durante los próximos meses se estaría desarrollando una estrategia de cálculo de beneficiarios más elaborada, por lo que el número final alcanzado podría ajustarse tras aplicarse la nueva metodología, o tras procesos de limpieza de datos adicionales por parte de las organizaciones y agencias que reportan al Clúster.

Necesidades no cubiertas

Brindar servicios de protección a personas con discapacidad en riesgo sigue siendo una prioridad para el Clúster de Protección. En este sentido, el Clúster de Protección planea realizar un estudio sobre las barreras que enfrentan las personas con discapacidad para acceder a los servicios de protección. El objetivo de este estudio es formular recomendaciones y lineamientos o guías que permitirán mejorar la inclusión de estas personas en las respuestas de los actores humanitarios en Venezuela. 

Fortalecer los programas de capacitaciones de todos los actores humanitarios, incluida la institucionalidad en materia de VbG para garantizar una respuesta articulada de calidad, de cara a garantizar el acceso a servicios de calidad para la respuesta a la VbG para sobrevivientes. Continuar con la abogacía para la movilización de recursos para los actores humanitarios involucrados en la respuesta a la VbG.

URL:

Descargado el:

Venezuela

Informe de situación

Estatus del cluster

Agua, saneamiento e higiene

258.000
Personas han tenido acceso a agua potable

Necesidades

La situación socio económica impacta negativamente sobre los sistemas y servicios de agua, saneamiento e higiene (ASH) - suministro de agua potable, tratamiento de aguas residuales, accesibilidad de artículos de higiene, manejo de desechos sólidos, sistemas de drenaje y control de vectores – e impacta negativamente sobre la resiliencia, incrementando las vulnerabilidades de la población.

Respuesta

- Durante el primer trimestre del año, 258.000 personas vulnerables se han beneficiado de alguna actividad del clúster, incluyendo 19 organizaciones en 22 estados, 62 municipios y 83 parroquias, la mayoría concentradas en Bolívar (92.000 personas) y Táchira (85.600 personas).

- En el mismo período, 61.000 personas han recibido agua potable, 45.000 personas se beneficiaron de intervenciones para mejorar el saneamiento, 40.500 personas de productos y/o información de higiene y 3.000 personas de actividades orientadas a mejorar la gestión de desechos sólidos.

- Veintiún establecimientos de salud que benefician a 29.000 personas recibieron servicios ASH. Las actividades se concentraron en el abastecimiento de agua y promoción de higiene. Se han creado equipos de operación y mantenimiento en dos establecimientos incluyendo la capacitación de 92 personas.

- Sesenta y seis centros educativos que benefician a 49.000 personas recibieron servicios ASH, principalmente en suministro de agua por camión cisterna e intervenciones para garantizar agua potable y saneamiento sanitario, mediante rehabilitación de baños y distribución de artículos de higiene. Se han formado comités de operación y mantenimiento en 9 centros con la capacitación de 900 personas.

Necesidades no cubiertas

Aunque la cobertura es casi total relativa a insumos en los hospitales centinelas respecto a la respuesta COVID-19, para intervenciones en referencia al Plan de Respuesta Humanitaria la brecha sigue siendo importante ya que la cobertura de actividades es alrededor del 25 por ciento respecto a las previstas.

Los socios del clúster están formulando proyectos y buscando fondos para poder implementar las actividades previstas en el Plan de respuesta.

URL:

Descargado el:

Venezuela

Informe de situación

Estatus del cluster

Seguridad Alimentaria y Medios de Vida

209.000
Personas beneficiaron de actividades SA

Necesidades

El reto principal es la capacidad de las personas más vulnerables de acceder a alimentos. Una evaluación del Programa Mundial de Alimentos, llevado a cabo entre julio y septiembre de 2019, estimo que casi el 60 por ciento de los hogares no tenían ingresos suficientes para comprar alimentos.

La cosecha de maíz de la temporada principal culminó con una producción total, en 2019, muy por debajo del promedio. La disminución se debió principalmente a una contracción significativa en el área sembrada, producto de los altos costos y una falta general de insumos agrícolas en los mercados internos, causada por una depreciación significativa de la moneda y dificultades para la importación. Estas condiciones han restringido las capacidades productivas de los agricultores.

Respuesta

209.034 personas se beneficiaron de actividades de seguridad alimentaria como distribución y producción de alimentos en 23 estados.

Treinta y seis unidades Educativas y cuatro Escuelas Técnicas (300 personas entre docentes y productores) han recibido asistencia para fortalecer sus capacidades de atención nutricional.

Diez encuestadores y dos supervisores han recibido una formación en instrumentos de medición y análisis de la resiliencia en Seguridad Alimentaria y Nutricional (instrumentos RIMA por sus siglas en inglés) para el inicio de actividades de recuperación rápida de alimentos a 350 familias campesinas en Lara.

Necesidades no cubiertas

Se requiere fortalecer la capacidad de respuesta del Clúster y movilizar más recursos para responder a la escala de las necesidades.

Es necesario apoyar la producción de alimentos entre los agricultores del país para compensar los déficits alimentarios y evitar un mayor deterioro de la seguridad alimentaria.

Es necesario distribuir semillas de arroz y maíz de alto rendimiento y maduración temprana, así como semillas de hortalizas antes de la temporada de siembra principal, apuntando a los hogares agrícolas más vulnerables en los estados de Lara, Trujillo, Portuguesa y Mérida.

Se requiere establecer granjas escolares en áreas urbanas, periurbanas y rurales, enfocándose en la producción de hortalizas de ciclo corto, cereales y jardinería doméstica.

Implementar modalidades de asistencia de transferencias en efectivo para apoyar la producción de semillas y los mercados locales de semillas antes de la temporada de siembra.

Continuar apoyando a los migrantes venezolanos y las comunidades de acogida dentro del país, así como en las zonas rurales limítrofes de los países vecinos, impulsando la producción local de alimentos y aumentando las oportunidades de ingresos.

URL:

Descargado el:

Venezuela

Informe de situación

Estatus del cluster

Educación

118.000
Estudiantes recibieron material educativo

Necesidades

La retención de docentes en las escuelas sigue siendo una de las principales prioridades en el sistema educativo. Los salarios son insuficientes para cubrir las necesidades básicas de vida de los maestros y maestras y es necesario apoyar con otros incentivos.

La asistencia y permanencia de los NNAs en las escuelas es un desafío para el sector. Se requiere apoyo en kits escolares y mejora en la calidad de la enseñanza que motiven la asistencia, así como programas de alimentación que funcionen de manera regular para garantizar la continuidad y permanencia.

Estas circunstancias afectan con mayor impacto a los NNAs más vulnerables como NNAs con discapacidad, población indígena y NNAs en situación hospitalaria.

Respuesta

Con el objetivo de mejorar las condiciones para el acceso y la permanencia de NNAs en las escuelas, durante el primer trimestre del año, se continuó la distribución de materiales educativos (kits que contienen recursos para el aprendizaje, la enseñanza y la recreación) alcanzando un total de 118.087 NNAs (60 por ciento niñas y 40 por ciento niños), espacialmente en Táchira y Miranda. Así mismo, se logró atender a 19.696 NNA (65 por ciento niñas y 35 por ciento niños) con el programa de alimentación escolar beneficiando mayoritariamente NNAs de Miranda y Bolívar.

4.844 NNAs fuera de la escuela participaron de iniciativas orientadas a la reinserción educativa (54 por ciento niñas y 46 por ciento niños), concentrándo las acciones en Zulia. Además, 1.955 adolescentes y jóvenes (58 por ciento niñas y 42 por ciento niños) participaron de iniciativas orientadas a fomentar la nivelación educativa, las habilidades para la vida y la capacitación técnica, gran parte en Zulia.

Se realizaron campañas para fomentar la asistencia y permanencia escolar con impacto en 98.531 NNAs (64 por ciento niñas y 26 por ciento niños) y 26.567 personas participaron de actividades de promoción de higiene en instituciones educativas (51 por ciento niñas y 49 por ciento niños) en Bolívar, Zulia y Distrito Capital.

Se atendieron 69.890 NNAs mediante la implementación de actividades de apoyo psicoeducativo (67 por ciento niñas y 33 por ciento niños) en los espacios educativos en Distrito capital, Miranda y Zulia.

Se capacitaron 15.833 docentes (67 por ciento mujeres y 33 por ciento hombres) en el uso didáctico de los kits educativos desde el enfoque de educación en emergencia en 5 estados: Bolívar, Distrito Capital, Miranda, Táchira y Zulia.

Necesidades no cubiertas

Se requiere un fortalecimiento de las organizaciones que forman parte del clúster, de los procesos de monitoreo y gestión de información, así como la sistematización e intercambio de buenas prácticas, que contribuyan a la toma de decisiones basada en la evidencia y la calidad pedagógica del proceso de enseñanza y aprendizaje.

Es necesario promover el trabajo intersectorial del sector educativo para garantizar atención de manera integral y eficaz a las poblaciones más vulnerables, es especial en materia de protección, salud y agua, saneamiento e higiene.

La falta de financiamiento internacional al sector educativo está afectando el desarrollo integral de los programas, así como el despliegue de las actividades en zonas remotas y alejadas.

URL:

Descargado el:

Venezuela

Informe de situación

Estatus del cluster

Alojamiento, Energía y Enseres

20.000
Personas beneficiadas con alojamiento

Necesidades

La escasez de gas y electricidad persisten en la mayoría de los municipios fronterizos. En algunos alojamientos temporales los socios han tenido que paralizar la distribución de alimentos, incluyendo a adultos mayores, por falta de provisiones.

Se identifican falta de espacios de alojamiento temporales para el flujo de migrantes, especialmente en zonas fronterizas.

Respuesta

Durante el primer trimestre, 20.402 personas recibieron asistencia para mejorar su acceso a un alojamiento seguro, energía y/o enseres básicos en seis estados: Táchira (10.104), Apure (5.787), Zulia (4.169), Miranda (149), Amazonas (100), Distrito Capital (63) y Bolívar (30). El grupo de edad que más beneficiarios registró fueron adultos entre 18 y 59 años, con un total de 11.891 beneficiarios (58 por ciento), incluyendo un 60 por ciento  femenino y un 40 por ciento masculino. El siguiente grupo que más beneficiarios registró fueron NNA, con un total de 6.986 personas beneficiadas (34 por ciento), de los cuales un 52 por ciento fueron femenino y 48 por ciento masculino. 1.525 adultos mayores de 59 años (8 por ciento) (57 por ciento femenino y 43 por ciento masculino). 117 personas con discapacidad fueron atendidas.

La mayor parte de la población alcanzada se benefició de un mejor acceso a un alojamiento digno y seguro (84 por ciento del total de beneficiarios), producto de la rehabilitación, ampliación y mejora de espacios de alojamiento temporal colectivo (52 por ciento de las intervenciones de alojamiento), la construcción de espacios y centros comunitarios y/o instituciones (16 por ciento de las intervenciones de alojamiento) con un alcance total de 17.052 personas. Del total, 124 personas se beneficiaron de capacitaciones y sesiones informativas en espacios y centros comunitarios y comunidades indígenas sobre construcción segura, normas de convivencia y/o energías limpias. Del total de personas que se beneficiaron de un mejor acceso a un alojamiento digno y seguro 6.043, 35 por ciento fueron NNA, 53 por ciento mujeres y 47 por ciento hombres. Del total, 9.850 adultos de entre 18 y 59 años (61 por ciento mujeres y 39 por ciento hombres) y 1,159 adultos mayores de 59 años (57 por ciento mujeres y 43 por ciento hombres. Estos espacios se encuentran principalmente en estados y municipios fronterizos, Táchira y Zulia.

Un total de 3.096 personas recibieron asistencia material a través de enseres (15 por ciento total de beneficiarios). De los cuales 1.232 recibieron kits de enseres básicos (mosquiteros, cocinas portátiles y baldes), 1.111 recibieron kits destinados a personas en movilidad o en riesgo de movilidad con necesidades específicas, 603 recibieron lámparas solares y 150 recibieron enseres y equipamiento para centros comunitarios e instituciones. Del total de beneficiarios de enseres, el grupo de edad que más beneficiarios registró fue el de adultos entre 18 y 59 años, con un total de 1.826 beneficiarios (59 por ciento). De estos, un 58 por ciento fueron beneficiarios femeninos, y un 42 por ciento masculinos. El siguiente grupo más beneficiado fue el de NNA (29 por ciento), con un total de 904 beneficiarios (54 por ciento niñas y 46 por ciento niños). 366 adultos mayores de 59 años (55 por ciento mujeres y 45 por ciento hombres) también recibieron enseres.

Un total de 194 persona mejoraron su acceso a energía y electricidad mediante la dotación e instalación de generadores eléctricos a instituciones y organizaciones, De estas personas 155 eran adultos entre 18 y 59 años (44 por ciento mujeres y 56 por ciento hombres) y 39 NNAs.

Necesidades no cubiertas

La falta de financiación y la capacidad operativa y técnica de la mayoría de los socios del Clúster ha sido limitada, restringiendo las áreas y estados de intervención donde se están implementando actividades relacionadas con el Plan de Respuesta Humanitaria. Esto puede conducir a una brecha importante en la capacidad de financiación entre los actores nacionales e internacionales para la ejecución de actividades.

Debido a una falta significativa de datos multisectoriales representativos a nivel de país, no hay análisis de tendencias de variación de necesidades humanitarias entre los estados, zonas rurales y urbanas. 

Una creciente afluencia de retornados venezolanos esperada durante 2020 puede conducir a una escalada de necesidades humanitaria que no se ha tomado en consideración durante los tres primeros meses del año. 

URL:

Descargado el:

Venezuela

Informe de situación

Estatus del cluster

Logística

Necesidades

Los actores humanitarios siguen reportando retos logísticos y de acceso en implementar sus programas debidos a problemas infraestructurales, la falta de combustible, la disponibilidad y alto costo de los servicios logísticos, sobre todo en zonas más remotas del país, problemas con los términos de pago y transferencias para los proveedores a nivel local, y limitaciones con las importaciones de insumos humanitarios.

Respuesta

La segunda capacitación nacional de 4 días en logística humanitaria fue facilitada en Caracas, del 28 al 31 de enero, para 42 participantes de la Protección Civil. Los temas prioritarios fueron la cadena de suministro humanitaria y gestión de almacenes, logística de emergencia, manejo de carga, gestión de inventario y tipos de transporte y contratación.

En enero se mantuvieron discusiones con las contrapartes nacionales para explorar opciones y mecanismos de apoyo a las actividades humanitarias, incluyendo el suministro de gasolina para los vehículos oficiales y el fortalecimiento de la coordinación para asegurar el acceso a las zonas de implementación y operación. Una ronda de seguimiento ha continuado durante el mes de marzo, en el marco de la pandemia de la COVID-19.

En enero se realizaron tres misiones a los Centros de Coordinación de Terreno (CCTs) en Bolívar, Maracaibo y Táchira para discutir con los actores los retos a nivel de cada estado, las principales brechas y posibles soluciones.

El Clúster sigue su actividad de coordinación y apoyo con el manejo de la información para apoyar a los socios con la implementación de proyectos. Estas incluyen reuniones de coordinación mensual, mantenimiento de plataformas de comunicación, desarrollo de plantillas para recogida de datos de proveedores de servicios logísticos e información sobre los stocks disponibles en el país. Además, se ha creado una herramienta para el reporte de incidentes de acceso y seguridad, principios operativos conjuntos y otras líneas directrices de referencia para la planificación de actividades logísticas de cada socio.

Necesidades no cubiertas

La escasez y el acceso a combustible siguen siendo los principales retos logísticos que limitan la capacidad operativa de las organizaciones humanitarias e impactan los costos operacionales de las actividades.

URL:

Descargado el:

Venezuela

Informe de situación
Coordinación

Coordinación

En el marco del Ciclo de Programación Humanitaria, el 27 de enero se llevó a cabo un taller para presentar los resultados preliminares del análisis de las necesidades humanitarias y de las prioridades de la respuesta. Más de 120 actores humanitarios participaron en el taller en Caracas.

En el proceso de formulación y revisión de proyectos para el Plan de Respuesta Humanitaria 2020 se recibieron 180 propuestas por más de 120 actores humanitarios, incluyendo 50 proyectos multisectoriales.

En paralelo, se fortalecieron los espacios de trabajo y diálogo entre los Clústeres y las contrapartes nacionales, para presentar el rol y funcionamiento y consultarles sobre sus marcos de acción.

Del 13 al 21 de febrero, una misión de la sección de los Fondos Humanitarios de País de OCHA visitó Venezuela para explorar la posibilidad de establecer un fondo país que permita complementar las opciones de financiamiento humanitario. El reporte final de la misión recomienda el establecimiento de un fondo de país, en tanto se cumplan con los requerimientos mínimos financieros y se siga fortaleciendo el trabajo de la arquitectura humanitaria.

Con el fin de fomentar la participación en el Plan de Respuesta Humanitaria 2020 y fortalecer la inclusión de temas transversales, se realizaron talleres de capacitación sobre arquitectura humanitaria y el ciclo de programación humanitaria a 150 participantes en los estados de Falcon, Trujillo, Táchira y Zulia. Igualmente se dictaron talleres sobre la transversalización de temas de género, rendición de cuentas a las poblaciones afectadas, protección contra la explotación y los abusos sexuales e inclusión de personas con discapacidad a 210 participantes en los estados de Bolívar, Táchira, Trujillo y Zulia.

En el marco del plan de cooperación con el Viceministerio de Gestión Riesgo y Protección Civil, también se dictó el taller de Familiarización sobre la Arquitectura Internacional de Respuesta a Desastres en los Centros de Coordinación del Terreno de Caracas y Ciudad Guayana, los días 11, 12, 18 y 19 de febrero con la participación de 72 funcionarios de la Protección Civil

URL:

Descargado el: