Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación

Destacados

  • Hasta el 26 de diciembre, se reportan 111.951 casos de COVID-19, 106.105 personas recuperadas y 1.013 fallecidas. Los estados más afectados son: Distrito Capital, Miranda y Zulia.
  • Llegaron a Venezuela 340.000 pruebas para el diagnóstico por detección de antígenos y 35 equipos lectores gestionados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
  • Se mantiene la tendencia de movilidad mixta entre Venezuela y los países vecinos. Hasta el 2 de diciembre, según datos oficiales, 143.000 personas habían regresado a Venezuela.
  • Las lluvias han causado desbordamiento de ríos, inundaciones, deslizamientos de tierra, colapso de sistemas de alcantarillado y fallas en los servicios públicos hasta noviembre.
  • En 2020, la respuesta humanitaria, incluyendo a la pandemia COVID-19, ha alcanzado a más de 4,2 millones de personas con algún tipo de asistencia entre enero y octubre.
2-Consulta - Credit-OCHA-NaomiFrerotte
Septiembre 2020. Maracaibo, Zulia, Venezuela. Consulta médica en el Centro de Protección Integral del Niño (CEPIN), socio local de UNICEF. OCHA/Naomi Frerotte

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación

Cifras clave

4,2M
Alcanzados con asistencia hasta octubre
3,1M
Alcanzados con ayuda COVID hasta octubre
238
Proyectos incluidos en el Plan 2020

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación

Financiamiento

$762,5M
Fondos requeridos (2020)
$237.8M
Fondos recibidos

URL:

Descargado el:

Contactos

Samir Elhawary

Coordinador Humanitario Adjunto/Jefe de Oficina

Elena Ruiz Labrador

Oficial de Información Pública

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación
Análisis

Panorama de la Situación

Hasta el 26 de diciembre, las autoridades han confirmado 111.951 casos de COVID-19 en el país, 106.105 personas recuperadas y 1.013 fallecidas. Durante el último mes, de acuerdo con el reporte de las autoridades, la tendencia de casos diarios confirmados ha disminuido. Entre el 19 y el 26 de diciembre se registró un promedio de 310 casos diarios, que representa una reducción del 67.2 por ciento frente al promedio de casos reportados en septiembre (946 casos diarios).

La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) ha reforzado la cooperación técnica con el Instituto Nacional de Higiene “Rafael Rangel” como parte de los esfuerzos para aumentar la capacidad de diagnóstico de la COVID-19. A tal efecto, la OPS/OMS distribuyó 340.000 pruebas antigénicas en los 24 estados del país y un total de 27 máquinas lectoras. Además, apoyará a las autoridades con la puesta en marcha de un laboratorio móvil con el nivel de bioseguridad necesario para realizar pruebas confirmatorias de PCR en el oriente del país.

Como parte de las acciones de respuesta a la pandemia, los días 16 y 22 de noviembre arribaron al país dos aviones con un total de 47 toneladas de suministros de salud gestionadas por UNICEF, que incluyen Equipos de Protección Personal (EPP) para trabajadores en la primera línea de lucha contra la COVID-19 y vacunas.

Las autoridades nacionales informaron que en diciembre se implementará un plan general de flexibilización de las medidas de cuarentena que estuvieron vigentes hasta noviembre. También se anunció que solo vuelos comerciales de Bolivia, México y Turquía siguen activos, así como los vuelos nacionales a destinos turísticos como Porlamar y Los Roques.

Durante el último mes se ha mantenido la tendencia de una movilidad mixta de las personas entre Venezuela y los países vecinos. El flujo de personas retornando al país continúa, aunque en menor medida. La disminución en el número de personas retornadas por los distintos pasos fronterizos formales ha llevado a una menor demanda y presión sobre los espacios de alojamiento temporal (PASI) establecidos por las autoridades en los estados fronterizos. El número de PASI ha ido disminuyendo en las últimas semanas y en la actualidad se mantienen 16 en funcionamiento en el estado Táchira, 12 en Bolívar, nueve en Zulia y dos en Apure.

Como parte de la movilidad mixta de personas, también hay reportes de venezolanos saliendo del país por vías irregulares, alentados en parte por la flexibilización de las medidas de cuarentena en países vecinos. Diversos reportes dan cuenta de las necesidades y riesgos de protección que enfrentan las personas que salen de Venezuela, tanto en el camino hacia la frontera como por los cruces irregulares.

Además de por vía terrestre, se están registrando salidas por vía marítima. En el mes de diciembre tuvieron lugar varios naufragios de embarcaciones que desde Güiria (estado de Sucre) se dirigían a Trinidad y Tobago. Hasta la fecha han fallecido un total de 32 personas y se estima que podría haber una docena de desaparecidos.

En diversos estados del país se siguen reportando limitaciones en el acceso continuo a los servicios de agua, electricidad, gas doméstico y telecomunicaciones. Las autoridades han reportado un aumento en la producción doméstica de combustible, por lo que se ha reportado cierta mejora en la distribución de gasolina en Caracas, aunque sigue siendo un reto en la mayoría de los estados del país, incluyendo para actores humanitarios.

En noviembre, las lluvias generadas por la continuidad del fenómeno La Niña y del paso del huracán Lota por el Mar Caribe, han impactado principalmente al occidente del país y con mayor severidad a los estados Táchira, Zulia, Falcón y Lara. Las continuas lluvias han causado el desbordamiento de ríos, inundaciones, deslizamientos de tierra, colapso de los sistemas de alcantarillado y fallas en los servicios públicos como la electricidad, las telecomunicaciones, el agua y el gas. En el estado Zulia, se estima que unas 5.000 familias fueron afectadas por las inundaciones en Maracaibo. En el municipio de la Guajira, unas 1.250 personas se vieron afectadas por las lluvias y las inundaciones causadas por el desbordamiento del río Chama. Se estima que afectaron a más de 2.000 personas y 6.500 hectáreas de cultivos. En el estado de Táchira, las autoridades confirmaron 3.356 personas afectadas en el municipio de Junín y se calcula que más de 1.000 personas resultaron afectadas en los municipios Bolívar y San Cristóbal. En el estado Falcón, las lluvias afectaron a 15 municipios y se registró un deslizamiento de tierra en el cerro Santa Ana. Por otro lado, el desborde de quebradas que afectó a unas 3.100 familias. En el estado Lara, se vieron afectadas al menos 1.747 hectáreas de cultivos, con un total de 492.025 toneladas de alimentos en peligro.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMEH) y Protección Civil continúan el monitoreo de la situación y las autoridades locales, con apoyo del nivel nacional, han implementado actividades de respuesta a las personas afectadas, priorizando el restablecimiento de los servicios de agua y electricidad, el drenaje de aguas, la remoción de material para despejar las vías de transporte y la dotación de ciertos insumos y enseres. En el estado Táchira, socios humanitarios están trabajando con las autoridades locales para apoyar con el suministro de agua, kits de higiene y dignidad, enseres y kits de hábitat a las personas afectadas.

El impacto de la COVID-19 continúa exacerbando la afectación de los medios de vida, los ingresos y el poder adquisitivo de los hogares más vulnerables y aumentando las necesidades en términos de seguridad alimentaria y nutrición de la población. El análisis de alerta temprana sobre los focos de inseguridad alimentaria aguda publicado por FAO y el PMA, refieren los hallazgos de 2019, donde se estimó que 7 millones de personas enfrentan seguridad alimentaria moderada y 2,3 millones de personas seguridad alimentaria severa.

Hasta el 10 de noviembre, la respuesta humanitaria en Venezuela, bajo la coordinación de las Naciones Unidas, ha recibido unos 214,4 millones de dólares para responder a las necesidades humanitarias. De estos fondos, se han movilizado 138,4 millones de dólares a través del Plan de Respuesta Humanitaria, representando el 18.1 por ciento de los fondos requeridos para su implementación total. A pesar de un aumento significativo en la financiación en los últimos meses, la brecha en la cobertura del plan de respuesta humanitaria sigue siendo el reto mayor para asegurar una respuesta en línea con las necesidades.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación
Visuales

5W - Presencia Operacional Humanitaria ¿Quién hace qué, dónde, cuándo y para quién?

5W

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación
Análisis
Fuente: OCHA FTS
Fuente: OCHA FTS

Financiamiento

Según datos del Financial Tracking Service (FTS), hasta el 26 de diciembre se recibieron $237.8 millones de dólares para la respuesta humanitaria, $151.5 millones de dólares dentro del Plan de Respuesta Humanitaria con Panorama de Necesidades Humanitarias 2020, incluyendo fondos para las Naciones Unidas, ONG internacionales y nacionales y el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Los organismos y países contribuyentes a las actividades humanitarias son los siguientes: Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido, Suecia, Suiza, Fondo Central de Emergencias de las Naciones Unidas (CERF), Noruega, Canadá, Alemania y otros.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Salud

34.657
Beneficiarios de servicios de salud

Necesidades

Dengue: A 24 de octubre de 2020, Venezuela reportó 5.653 casos de dengue (una tasa de incidencia de 17,46 casos/ 100 mil habitantes), 229 casos confirmados por laboratorio, 24 casos de dengue grave y 14 fallecidos (una tasa de letalidad de 0,248 por ciento), siendo mayor que las tasas de letalidad en la subregión Andina (0,070 por ciento) y de Las Américas (0,041 por ciento). Aunque se observa una disminución de 55,6 por ciento en los casos de dengue reportados (12.730 casos), la tasa de letalidad se elevó en un 75,9 por ciento en comparación al mismo periodo de 2019 (0,141 por ciento).

Chikunguña: A 24 de octubre de 2020, el acumulado de casos probables es de 58, con dos casos confirmados, representando una disminución del 63,5 por ciento, comparado con el mismo periodo del año 2.019 (159 casos).

Zika: A 24 de octubre de 2020 se reportaron 25 casos probables, sin ningún caso confirmado, representando una disminución del 60,9 por ciento comparado con el mismo periodo de 2019 (64 casos).

Sarampión y rubeola: Hasta el 31 de octubre, se reportaron 559 casos sospechosos de sarampión, rubeola y síndrome de rubeola congénita (SRC) con cero casos confirmados. Actualmente, existen 13.092 unidades notificadoras de estas patologías con 100 por ciento de casos investigados adecuadamente y 94 por ciento de muestras adecuadas para estudio de casos, pero solo 14 por ciento de las muestras de sangre llegan al laboratorio en cinco o menos días. En las últimas 52 semanas epidemiológicas (SE 45 2019 hasta SE 44 2020) se reporta una tasa de casos sospechosos de 0,8 casos/100 mil habitantes de sarampión y rubeola y de 0,3 casos sospechosos de SRC por cada 10 mil nacidos vivos.

Difteria: Desde el inicio del brote de difteria en 2018, se observó una tendencia al aumento sostenido de casos, que descendió en 2019 y se espera que en 2020 siga descendiendo. A 22 de septiembre de 2020, se notificaron 54 casos sospechosos, de los cuales 5 fueron confirmados (3 por laboratorio y 2 por criterio clínico o nexo epidemiológico) incluidas dos defunciones. Los casos confirmados se tenían entre 2 y 14 años. La fecha de inicio de síntomas del último caso confirmado fue el 25 de enero de 2020 en el municipio Bruzual, estado Yaracuy. Los casos confirmados fueron notificados en los estados Anzoátegui (municipio José Gregorio Monagas), Miranda (municipio Brión) y Yaracuy (municipio Bruzual). La OPS/OMS recomienda fortalecer los sistemas de vigilancia y la capacidad de diagnóstico laboratorial, mantener una provisión de antitoxina diftérica para su uso oportuno y reducción de la tasa de letalidad, la vacunación, que es clave para prevenir casos y brotes, y el manejo clínico adecuado que disminuye las complicaciones y la letalidad.

COVID-19: Del 13 de marzo al 23 de noviembre, Venezuela ha reportado 94.658 casos confirmados por PCR de la COVID-19 lo cual representa al momento una tasa de incidencia de 326,4 casos por cada 100 mil habitantes. Hasta la fecha indicada, se reportan 871 fallecidos representando una tasa de mortalidad de 30 fallecidos por cada millón de habitantes y una tasa de letalidad de 0,92 por ciento reportándose como una de las más bajas de la región. A 31 de octubre, el 89% por ciento de los casos confirmados son de transmisión comunitaria (81.906) y 11 por ciento son casos importados (10.107), según la información brindada por el Gobierno Nacional. Al comparar el total de casos reportados hasta septiembre (75.122) con los casos reportados hasta el 31 de octubre (92.013), se denota un aumento del 22,5 por ciento. Hasta el 5 de noviembre de 2020, Venezuela ha reportado 861 casos confirmados de COVID-19 en pueblos indígenas lo que corresponde al 0,94 por ciento del total de casos reportados y se reportaron, además, 34 personas fallecidas en este grupo poblacional lo que representa una tasa de letalidad de 3,94 por ciento.

Se debe seguir ampliando la capacidad diagnóstica por pruebas confirmatorias de COVID-19 (PCR y antígenos) para la población en general, trabajadores de salud y grupos de riesgo, como población migrante e indígena. Otro elemento clave es continuar con la reorganización de los servicios de salud, para manejar el impacto del aumento de casos y defunciones, asociado a la probabilidad de un subregistro de casos y retrasos en la vigilancia y en el rastreo de contactos. También se debe continuar con la provisión de equipos de protección personal para los trabajadores sanitarios en establecimientos de salud, PASI en puntos de entrada fronterizos, personal que realiza actividades en comunidades, entre otros para mitigar el riesgo de contagio.

Respuesta

En octubre, los socios del Clúster Salud capacitaron a 1.018 trabajadores de la salud (TS) en 7 estados. En los estados Zulia, Táchira y Bolívar, la capacitación se enfocó en la atención a la COVID-19. En Guárico, Monagas, Trujillo, Barinas y Apure se capacitaron a los TS en temas de diagnóstico de VIH y prevención de la transmisión vertical de VIH y sífilis. Adicionalmente, en los estados de Barinas, Apure, Cojedes, Guárico, Monagas, Portuguesa y Trujillo se capacitaron a un total de 35 TS pertenecientes a las Áreas de Salud Integral Comunitaria (ASIC) de cada estado en el Manejo Clínico de Violencia Sexual a través de redes sociales (WhatsApp).

Se dotó de equipamiento, insumos, medicamentos esenciales y de salud sexual y reproductiva en más de 50 ambulatorios, 17 consultorios populares, 8 maternidades y 38 hospitales en 24 estados que han beneficiado a 77.445 personas atendidas, de las cuales 22.839 fueron personas beneficiadas de actividades para a respuesta a la COVID-19. En el contexto de la COVID-19, se realizó la entrega de Equipos de Protección Personal con su respectiva capacitación en su uso adecuado en el estado Miranda, beneficiado a 400 TS pertenecientes a 7 Centros de Diagnóstico Integral y al Hospital Tipo I Luis Razetti en Miranda.

El trabajo de los socios ha mejorado el acceso a los servicios de salud de 34.657 personas en mayor vulnerabilidad (niños, niñas, adolescentes, gestantes, indígenas, personas con discapacidad), facilitando la provisión de consultas en diversos servicios de promoción y prevención de la salud en las especialidades básicas de atención en 131 establecimientos de salud (incluyendo 3 PASI) y 8 comunidades en 14 estados y el Distrito Capital. Del total de beneficiados por esta actividad, el 4,4 por ciento (1.522 personas) fue beneficiado en el contexto de la COVID-19 mediante la provisión de atenciones en salud sexual y reproductiva, enfocados en atenciones de promoción y prevención de VIH, sífilis y anticoncepción y prevención de cáncer de mama.

El fortalecimiento de capacidades comunitarias en materia de prevención de enfermedades y promoción de la salud (SSR, ENT, ET, SM y Psicosocial) benefició a 12.498 personas mediante la sensibilización e información en medidas de prevención de la COVID-19 en salud sexual y reproductiva, entrega de métodos anticonceptivos y embarazo, signos de alarma y COVID-19 en 41 establecimientos de salud, 12 PASI y 5 comunidades en 6 estados.

En Bolívar, se beneficiaron a 4.021 personas mediante la entrega y distribución de material informativo concerniente a COVID-19 para su prevención y control y 9.819 personas se beneficiaron del fortalecimiento de sistemas de información y vigilancia epidemiológica, incluidos actores comunitarios de salud, en 7 estados y el Distrito Capital en el contexto de la COVID-19 y de respuesta humanitaria.

Arribaron a Venezuela 340 mil pruebas para el diagnóstico por detección de antígenos y 27 equipos lectores, gestionados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con el objetivo de llevar el diagnóstico confirmatorio de la COVID-19 a todos los estados del país y mejorar los tiempos en los que se obtienen los resultados. Durante los primeros días de octubre, además de las pruebas y los equipos, la OPS entregó 20 respiradores mecánicos invasivos para pacientes en cuidados intensivos, 133 concentradores de oxígeno y 1 millón 585 mil mascarillas desechables.

Autoridades del MPPS y OPS-VEN visitaron el 28 y 29 de octubre las ciudades de San Cristóbal y San Antonio del estado Táchira, ubicadas en la frontera con Colombia con el fin de afinar la respuesta ante el desafío de la pandemia por la COVID-19. La OPS/OMS está acompañando a las autoridades venezolanas en su diálogo con la contraparte colombiana, con aspiración a mejorar el estado de salud de los migrantes y protegerlos de la transmisión de la COVID-19. En las jornadas de trabajo se trató como prioridad la atención de los migrantes, la comprobación de su estado de salud, su estadía en los Puestos de Atención Social Integral (PASI); así como el retorno a sus lugares de origen, con el objetivo de procurar la interrupción de la transmisión comunitaria de la COVID-19. Asimismo, se visitó el laboratorio móvil para el diagnóstico de la COVID-19 y se realizaron reuniones de coordinación con otros organismos internacionales presentes en el estado, como ACNUR, OCHA, OIM y UNICEF.

El Fondo de Población de las Naciones Unidades (UNFPA) en Venezuela, llevó a cabo el 11 de octubre un foro de discusión virtual en el marco del Día Internacional de la Niña titulado “Mi voz, nuestro futuro en igualdad y libre de violencia”, en el que se abordaron los retos que enfrentan las niñas venezolanas para vivir libres de violencia por razón de género, sin prácticas nocivas y libres de VIH y sida.

Durante el mes de octubre se llevaron a cabo las reuniones virtuales ordinarias del Clúster Salud con énfasis en la actualización y formulación del HRP2021 y las reuniones de los clústeres subnacionales de salud de Táchira y Bolívar, con el liderazgo de OPS y la convocatoria de aproximadamente 30 socios del nivel nacional y subnacional.

Nota: En el mes de octubre, el Clúster de Salud ha reportado que de enero a noviembre de 2020 ha alcanzado a 3.6 millones de personas. Esta cifra es mayor a la que fue incluida en el mes de septiembre donde se llegó a 1.6 millones. El aumento en 2 millones de personas de un mes a otro responde a que en octubre se han reportado cifras oficiales del MPPS acumuladas en el año que no habían sido contabilizadas anteriormente, Sin embargo, estos datos no están desagregados por sexo y edad, por lo que no son incluidos en el agregado multisectorial de personas alcanzadas porque no es posible garantizar que la población alcanzada no incluyese una duplicación de datos. Al subsanarse la situación, se ha realizado una actualización de esta cifra.

Necesidades no cubiertas

La escasez de combustible continúa representando un reto para el desarrollo de las actividades de respuesta de los socios humanitarios, lo que representa un reto constante sobre todo en estados fronterizos.

Es necesario seguir fortaleciendo la capacidad de detección temprana, atención oportuna y vigilancia epidemiológica de enfermedades transmitidas por vectores y las inmunoprevenibles, especialmente, en grupos vulnerables en el contexto de COVID-19, así como la capacidad de detección oportuna de brotes y atención de casos de COVID-19 y su diagnóstico.

Se debe monitorear el comportamiento de la COVID-19 en la población migrante, así como asegurar la capacidad de detección de casos en este grupo y proveer de los insumo y EPP necesarios al personal de salud encargado de la atención de esta población.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Nutrición

2.088
Niños, niñas alcanzados en octubre

Necesidades

De acuerdo con los reportes de UNICEF y sus socios, en el mes de octubre la desnutrición aguda fue del 6.9% de 7.141 niños y niñas menores de 5 años tamizados.

Según datos de UNICEF, de 409 mujeres embarazadas y lactantes tamizadas, 23.9% presentaron bajo peso y se les proveyó de tratamiento para mejorar su estado nutricional y reducir los riesgos de bajo peso al nacer.

Respuesta

Continua la adaptación de la atención nutricional en los centros de los socios a métodos de detección de la desnutrición de menor contacto como el perímetro braquial. Con el objetivo de fortalecer la capacidad de implementación, el clúster continúa dotando a los socios con equipos de nutrición para la detección de la desnutrición aguda de bajo contacto.

En octubre, un total del 10.327 niños y niñas hasta los 15 años fueron tamizados para la prevención y detección de la deficiencia de micronutrientes. 10.017 de estos niños fueron menores de 5 años. Con la dotación de equipos de bioseguridad personal para profesionales de la salud en los centros de atención de los socios, se ha mejorado el acceso a los programas de nutrición a nivel comunitario.

Para prevenir la desnutrición en niños y niñas, 6.481 menores de 5 años recibieron micronutrientes en 18 estados del país. Adicionalmente, la estrategia nutricional también alcanzó a 1.852 mujeres embarazadas y en periodo de lactancia con servicios de prevención a la deficiencia de micronutrientes.

Los socios reportan que 807 niños y niñas menores de 5 años recibieron servicios de atención nutricional para el tratamiento de la desnutrición aguda moderada en los centros de atención de los socios en 18 estados del país. También, 74 niños entre 5 y 15 años de edad recibieron tratamiento ambulatorio para el manejo de la delgadez en 8 estados.

4.914 niños y niñas menores de 5 años y 10.410 niños y niñas mayores de 5 años recibieron tratamiento para la parasitosis intestinal en los centros de atención de los socios.

Casi 2.582 mujeres en periodo de lactancia recibieron consejería en prácticas clave para la alimentación de lactantes y niños pequeños.

Durante el mes de octubre, las actividades del Clúster de Nutrición estuvieron orientadas a consolidar el Ciclo de Programa Humanitario para 2021, el cual consistió en una revisión y actualización del Panorama de Necesidades y Plan de Respuesta Humanitaria 2020. Para ello, se trabajó de manera coordinada con los miembros socios del Clúster en la elaboración y consolidación de diferentes documentos de trabajo. Entre otros, se llevó a cabo el balance de logros alcanzados en el marco del HRP2020 con el propósito de Identificar las brechas en la entrega de ayuda humanitaria y mejorar la rendición de cuentas a las poblaciones afectadas. Igualmente, se realizó la revisión del marco sectorial del Clúster de Nutrición (marco lógico y guía sectorial) para facilitar la revisión de proyectos, capacitación de los socios en la plataforma HPC.tools, módulo Projects para la carga de proyectos correspondientes al HRP 2021.

Necesidades no cubiertas

Es necesario mejorar el análisis del estado nutricional de niños y niñas a partir de datos actualizados que permitan priorizar de manera estratégica las intervenciones nutricionales. Por este motivo, en la reunión del 28 de octubre se hizo énfasis en la presentación de la metodología para el HPC 2021 y en el cronograma de fechas claves para este proceso. En este espacio se presentó la información de los aportes de los socios sobre el Análisis de las Necesidades Humanitarias y Proyección de Necesidades para Nutrición, para lo cual se motivó a los socios a recolectar y enviar datos secundarios de desnutrición aguda en sus participantes.

Es importante resaltar que la seguridad alimentaria tiene efecto directo en la nutrición de los grupos vulnerables: niños y niñas menores de cinco años, mujeres embarazadas y lactantes. Por este motivo, es necesario mejorar la falta de acceso a alimentos y a una dieta variada pues el estado nutricional de estos grupos puede continuar en deterioro y llevar a la desnutrición aguda, la cual aumenta el riesgo de mortalidad infantil.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Protección

157.810
Alcanzadas con servicios en octubre

Necesidades

Se mantiene el flujo de personas en movilidad desde el interior del país hacia las zonas fronterizas (Apure, Bolívar, Táchira y Zulia), con intención de salir de Venezuela. Debido al cierre oficial de las frontera, cruzan por caminos irregulares (trochas) incrementando los riesgos de protección, incluyendo la Violencia basada en Género (VbG) y, en especial, hacia niñas, adolescentes y mujeres. En cualquier momento y lugar, las personas en movilidad continúan expuestas a situaciones tanto de trata y tráfico como de riesgo para sus vidas. Este último es el caso de 32 venezolanos que fallecieron en el mar después de que sus botes naufragasen cuando trataban de llegar desde Güiria (estado de Sucre) a Trinidad y Tobago.

Las limitaciones en el acceso a combustible, transporte, electricidad e Internet, que dificultan que las personas sobrevivientes puedan acceder los servicios de respuesta, incluyendo los de VbG, hace necesario pensar en formatos alternativos para lograr que la atención llegue a las personas más vulnerables y con necesidades específicas, al tiempo que se mitigan las dificultades en el acceso a medios de vida.

Junto con el mayor flujo de personas en movilidad, se ha reportado un incremento del número de niños, niñas y adolescentes (NNA) separados y no acompañados que cruzan la frontera a través de rutas irregulares.

Respuesta

Durante el mes de octubre, el Clúster de Protección benefició, a través de sus socios, a un total de 157.810 mujeres, hombres y NNAs. La asistencia tuvo cobertura en todo el país, con ejecución de actividades en los 23 estados y Distrito Capital. Los estados con mayor alcance de beneficiarios de actividades del Clúster de Protección fueron Miranda (45.896), Bolívar (32.971), Zulia (16.762), Táchira (8.463) y Distrito Capital (7.165).

727 niños, niñas y adolescentes, personas adultas y mayores en riesgo recibieron servicios especializados de protección, incluyendo atención psicosocial individual (338) y atención legal (389). 43 personas adultas en riesgo y NNAs se beneficiaron de acceso a documentación legal, 2.523 personas con necesidades específicas con asistencia material y 8.054 personas de la comunidad y de las instituciones fueron fortalecidas para prevenir y mitigar riesgos de protección, además de 76 personas, a través del establecimiento y fortalecimiento de centros y espacios comunitarios. 4.625 personas se beneficiaron del fortalecimiento de instituciones del Estado en Zulia (Protección Civil y la CONARE), Barinas (Defensoría del Pueblo), Apure (Defensoría del Pueblo), La Guaira (Defensoría del Pueblo y Centro de Aislamiento Los Caracas), Carabobo (Defensoría del Pueblo), a través de dotaciones de asistencia material para asegurar los derechos de las personas con necesidades específicas .

752 niñas, adolescentes y mujeres adultas se beneficiaron de servicios de respuesta a la Violencia basada en Género (VbG), incluyendo servicios de gestión de casos (237), apoyo legal (79) y asistencia psicosocial individual (436). Un total de 7.437 NNAs y personas adultas fueron beneficiadas a través de actividades de prevención de la VbG, incluyendo entregas de kits de dignidad, alcanzando un total de 520 niñas y mujeres adultas en comunidades en Táchira, Bolívar y Apure. En este último caso se fueron incluidos 3 Puntos de Atención Social Integral (PASI) de Táchira y Bolívar, capacitaciones sobre prevención y mitigación de la VbG (70) y el establecimiento de espacios seguros. 141 funcionarias y funcionarios de las instituciones del Estado y la sociedad civil fortalecieron sus capacidades de respuesta a la VBG a través de actividades de formación en materia de prevención y mitigación de la VBG.

13.683 NNAs en riesgo (la mayoría entre 5 y 17 años) y sus cuidadores se beneficiaron de acceso a actividades de apoyo psicosocial individual y grupal. 48.860 niñas y niños, en su mayoría, menores de 3 meses tuvieron acceso a certificados de nacimiento en los hospitales (de estos, además, 30 registros civiles de nacimiento) y un total de 12.890 NNAs afectados y en riesgo tuvieron acceso a servicios administrativos y programas de protección de la niñez. Por otro lado, 55.233 personas de la comunidad fueron capacitadas en temas de protección de NNAs (incluyendo la Guía Protege) y 1.066 personas de las instituciones del Estado competentes en materia de NNAs y miembros de ONGs fueron beneficiadas con capacitaciones y dotaciones de asistencia material para prevenir y responder a la violencia, abuso, negligencia y explotación de la niñez.

Necesidades no cubiertas

Es necesario ampliar las sesiones de apoyo psicosocial, así como mejorar el acceso al sistema judicial para las personas vulnerables, incluidos los jóvenes y adultos mayores, con especial énfasis en la atención a la discapacidad.

Se necesita fortalecer la coordinación entre organizaciones humanitarias e instituciones para visibilizar las situaciones de VbG y promover acciones articuladas que ayuden a mitigar y responder a estos riesgos, especialmente, en el caso de niñas, adolescentes y mujeres, así como de personas con discapacidad.

Es necesario reforzar la protección en proyectos intersectoriales que incluyan el trabajo con las familias y las comunidades para desarrollar entornos seguros para los NNAs.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Agua, Saneamiento e higiene

492.685
Personas alcanzadas en octubre

Necesidades

A pesar de que el número de casos positivos de COVID-19 se estabilizó en el mes de octubre, se ha acentuado la presión sobre los servicios de agua, saneamiento e higiene (ASH), tanto en los PASI y establecimientos de salud como en las comunidades, donde las medidas de prevención requieren mayor apoyo en servicios de ASH.

Respuesta

En octubre, 17 miembros del Clúster reportan haber atendido a 492.685 personas en 65 municipios de 17 estados del país. Durante el 2020, a través de la respuesta sectorial se hicieron contribuciones a 41 organizaciones que han atendido a 3.231.605 personas en 136 municipios de 22 estados del país con alguna intervención ASH.

En relación con la asistencia en establecimientos de salud en el mes de octubre, 111 centros han recibido apoyo en ASH, incluyendo 23 nuevos establecimientos, principalmente, en el suministro de insumos de higiene (79) y de residuos (20), actividades para garantizar agua segura (33) y la instalación de puntos de higiene de manos (8). Desde el inicio del año, se han reportado intervenciones o suministros de ASH que han beneficiado a un total de más de 242 establecimientos de salud.

En octubre, la asistencia en ASH también ha alcanzado aproximadamente a 285 centros de protección (46) o educativos (239), mayormente, en el suministro de insumos de higiene (31 y 203) y actividades para garantizar agua segura (10 y 34).

En relación con el apoyo a las comunidades, un total de 244.485 personas en 86 parroquias en 13 estados se han beneficiado de intervenciones ASH, la mayoría de ellas en Bolívar (136.630), Miranda (33.855), Táchira (30.025) y Zulia (25.100). Esto eleva el total del personas apoyadas en comunidades entre enero y octubre a 2.312.520 en 227 parroquias en 22 estados, principalmente en Táchira (1.277.350), Bolívar (359.425), Mi-randa (326.305), Delta Amacuro (151.077), y Zulia (97.110).

Necesidades no cubiertas

En establecimientos de salud se reportan insuficiencias en los consumibles de limpieza/desinfección y mecanismos de eliminación de desechos infecciosos. Sigue siendo necesario complementar las actividades previstas para asegurar paquetes completos de ASH/PCI y aumentar la cobertura.

Las necesidades en términos de ASH en los espacios de alojamiento temporal (PASI) siguen siendo importantes y limitadas por la disponibilidad de recursos financieros.

Las medidas de prevención y cuarentena ante la COVID-19 limitan las posibilidades y plazos de capacitación, implementación y distribución de insumos por parte de las organizaciones que están prestando asistencia. La falta de acceso a combustible afecta toda la cadena de producción y suministro de servicios.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Seguridad Alimentaria y Medios de Vida

56.813
Personas alcanzadas en octubre

Necesidades

Las personas retornadas requieren de asistencia y apoyo nutricional, no sólo en los puntos de entrada con asistencia alimentaria directa, también es necesario apoyar iniciativas que contribuyan a mejorar la situación alimentaria de las personas retornadas como parte de sus comunidades de acogida dentro del país.

Persiste la escasez de combustible, impactando al sector agropecuario privado, que ha manifestado un aumento en los costos de producción con un impacto en el precio final de los alimentos.

Respuesta

En septiembre, 56.813 personas se beneficiaron de actividades de seguridad alimentaria, incluyendo distribución y producción de alimentos en 69 municipios de 19 estados.

Las principales actividades reportadas por los socios del Clúster fueron:

  • Distribución de alimentación complementaria en instituciones educativas, centros comunitarios y establecimientos de salud; apoyo a la producción y distribución de alimentos nutricionalmente enriquecidos para personas con necesidades específicas; y distribución de alimentos a personas vulnerables, con atención particular a mujeres y niñas en situación de riesgo a y familias con niños y niñas menores de 5 años con desnutrición aguda.

  • Suministro de semillas, herramientas, pequeños equipos, animales y asistencia técnica para la producción de alimentos para atender necesidades inmediatas, con especial atención a hogares con mujeres cabezas de familia.

  • Asistencia a través de transferencias monetarias o cupones a hogares vulnerables, con especial atención a hogares con mujeres cabezas de familia.

  • Fortalecimiento técnico y equipamiento a instituciones públicas y a organizaciones locales que implementan actividades de seguridad alimentaria y nutricional, análisis de viabilidad para las modalidades de intervención y capacitación en diversos oficios que apoyan la producción de alimentos, la siembra y la adquisición de competencias para la vida.

Necesidades no cubiertas

Se requiere fortalecer la capacidad de respuesta del Clúster y movilizar más recursos para responder en línea con la escala de las necesidades.

Las modalidades de asistencia de transferencias monetarias o cupones (CBT/TM) pueden ser un mecanismo efectivo para responder a las necesidades alimentarias de emergencia, una vez que se aclaren las condiciones fiscales y el marco legal de este tipo de asistencia.

La escasez de combustible en algunos estados del país continúa impactando a gremios agrícolas y ganaderos que expresan preocupación por las consecuencias de no poder utilizar las maquinarias y equipos necesarios para la producción de alimentos, así como el traslado de los mismos, desde los estados Apure, Barinas, Lara, Táchira y Zulia.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Educación

165.853
Recibieron material educativo en octubre

Necesidades

El proceso de activación paulatino de escuelas en modalidad no presencial junto la con atención pedagógica semanal requiere de apoyo intersectorial para asegurar un retorno seguro. Los socios del clúster alertan de que el desfinanciamiento del sector está afectando a muchas ONGs locales e interrumpiendo algunas de sus operaciones.

Las condiciones para la continuidad educativa durante el cierre preventivo de escuelas son adversas, incluyendo el acceso reducido a la conectividad, la limitada disponibilidad tecnológica y los servicios eléctricos intermitentes. Estas circunstancias afectan en mayor medida a los NNAs más vulnerables con discapacidad, a población indígena y NNAs en situación hospitalaria.

Respuesta

Para el Día de la Salud Mental (10 de octubre), el Clúster de Educación, con el apoyo de AdR NNA y sus socios, lanzó la caja de aprendizaje transmedia, con recursos abiertos en salud mental, apoyo psicosocial y protección de niños y adolescentes para maestros, funcionarios públicos y comunidades de aprendizaje.

El pasado 12 de octubre se organizó un evento denominado "La centralidad de la educación para el mundo post-pandémico" con la participación del Cluster Global y Regional, autoridades en el país de OCHA, UNICEF y UNESCO y representantes de la sociedad civil, con el objetivo de abogar por priorizar el sector de la educación en la respuesta humanitaria de 2021.

Asimismo, el segundo grupo inició el curso "Derecho a la educación en tiempos de crisis" organizado por Save The Children y con el apoyo del fondo Education Cannot Wait (La Educación No Puede Esperar) con nuevos módulos sobre la reapertura segura de escuelas y gestión humanitaria para la sociedad civil.

Con el objetivo de mejorar las condiciones para el aprendizaje y la continuidad educativa de NNAs en escuelas, durante el mes de octubre, se continuó con la distribución de materiales educativos en formato individual y a nivel de hogar. Con esta iniciativa se llegó a un total de 165,853 NNAs (49 por ciento niñas y 51 por ciento niños), especialmente, en Bolívar y Zulia. Asimismo, se logró atender a 41.992 NNAs (47 por ciento niñas y 53 por ciento niños) con distribución de alimentos en seco o a nivel de hogar, mediante el apoyo del programa de alimentación escolar, beneficiando mayoritariamente NNAs de Distrito Capital y Miranda.

2.782 adolescentes y jóvenes (56 por ciento niñas y 44 por ciento niños) participaron en iniciativas orientadas a fomentar la nivelación educativa, las habilidades para la vida y la capacitación técnica en formatos remotos, en gran parte en Miranda y Zulia. Se atendió a 33.922 NNAs mediante la implementación de actividades de apoyo psicoeducativo en línea, telefónica o mediante visitas al hogar (51 por ciento niñas y 49 por ciento niños) en Distrito Capital y Zulia.

Una de las actividades nuevas incorporadas en la respuesta a la COVID-19 fue la educación a distancia mediante recursos multiplataforma (televisivos, radiales, virtuales y/o impresos) para NNA afectados por el cierre de escuelas. Durante este periodo se alcanzó a 17.640 estudiantes mayoritariamente en Distrito Capital y Zulia.

El mes vio el mayor número de promoción mensajes claves para la comunidad escolar mediante el uso redes sociales y la Red Nacional de Radios Fe y Alegría cual fue fortalecida en el marco del proyecto financiado por el fondo Education Cannot Wait (La Educación No Puede Esperar) alcanzando a 8.946.429 personas, especialmente en Anzoátegui y Táchira.

También continuaron las iniciativas para la reintegración educativa de niños y adolescentes fuera de la escuela donde 3.885 (48 por ciento niñas y 52 por ciento niños) participaron en el espacio no formal de educación y aprendizaje en Miranda y Zulia. Además, se ofrecieron becas y otros incentivos para maestros y personal llegando a 537 personas (18 por ciento mujeres y 82 por ciento hombres), especialmente, en Táchira y Zulia.

Para el HRP 2021, el Clúster de Educación actualizó el marco lógico humanitario basado en una Revisión de datos secundarios (SDR) desarrollado con el apoyo del Clúster Global y el taller de revisión anual con el Grupo Asesor Estratégico (SAG).

Necesidades no cubiertas

El limitado financiamiento internacional al sector agrava la situación y pone en riesgo la sostenibilidad de las acciones. Esto es especialmente crítico para organizaciones locales y comunitarias que no cuentan con apoyos de la cooperación. Un ejemplo del impacto que tiene la falta de recursos para la reinserción educativa de NNA fuera de la escuela es que la brecha asciende al 94 por ciento. Por otro lado, la brecha en las actividades con adolescentes y jóvenes de nivelación con habilidades para la vida y capacitación técnica es del 83 por ciento. La brecha en distribución de kits de materiales escolares es del 75 por ciento y en alimentación escolar sólo se ha alcanzado poco más de la mitad de la meta.

A pesar de los esfuerzos de la autoridad nacional y el apoyo del Clúster en la disponibilidad de la oferta multiplataforma a distancia, el acceso es diferenciado entre estados, lo que se profundiza por la falta de financiamiento internacional para fuentes sostenibles de acceso a internet, mejora del servicio eléctrico e inversión tecnológica en comunidades remotas. El apoyo del sector educativo para la acogida e inclusión de la población retornada esta subfinanciada.

De manera urgente, se requiere apoyo financiero para asegurar un despliegue intersectorial rápido con acciones operativas de ASH, Protección y Salud para un retorno seguro a las escuelas en el año 2021.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Alojamiento, Energía y Enseres

143.603
Alcanzados con asistencia en octubre

Necesidades

Dados los altos niveles de lluvias registradas durante el mes de octubre en Venezuela, se produjeron los desbordamientos de múltiples ríos en más de 10 estados del país, incluyendo la capital, Caracas, con el desbordamiento parcial del río Guaire a la altura de Petare que afectó a, aproximadamente, un centenar de viviendas. En Aragua, uno de los estados más afectados por las lluvias, se han registrado daños de gravedad en, al menos, un centenar de viviendas en el municipio de El Limón, situado en la orilla del río de nombre homónimo. Además, miles de viviendas en los municipios Girardot, Linares Alcántara y Mariño fueron afectadas. Aunque las autoridades locales y Protección Civil han respondido a la emergencia en los estados afectados con el apoyo de agencias de las Naciones Unidas y de ONG con presencia en el país, se requiere asistencia con enseres básicos y asegurar un alojamiento seguro y digno para las personas afectadas.

El creciente aumento en el número de personas saliendo del país, en comparación con los meses de inicio de la pandemia, pone de manifiesto la necesidad de ofrecer un alojamiento seguro y digno a las personas en movilidad en su paso por los estados de tránsito y municipios fronterizos. Sin embargo, son múltiples los espacios de alojamiento temporal que continúan cerrados por la pandemia del COVID-19, por lo que se requiere adaptar los protocolos de funcionamiento de estos espacios.

Respuesta

Durante el mes de octubre, un total de 143.603 personas (57 por ciento del género femenino y 43 por ciento del género masculino) se beneficiaron de un mejor acceso a alojamiento seguro, energía y/o enseres básicos en 8 estados del país y Distrito Capital, siendo los estados con mayor número de personas beneficiadas Táchira (73.565), Zulia (32.623) y Distrito Capital (18.005). En línea con los últimos meses, la mayor parte de la respuesta de octubre estuvo centrada en intervenciones de atención a la COVID-19 en espacios de alojamiento y establecimientos sanitarios, mientras que las demás fueron intervenciones para personas con necesidades específicas de comunidades priorizadas, en atención a consideraciones de género, edad y diversidad.

Entre las actividades en espacios de alojamiento temporal (EAT) destacó la instalación de un total de 50 unidades de alojamiento prefabricadas (RHUs) en la Ciudad Deportiva del estado Barinas, que permitió extender la capacidad de alojamiento de estos espacios para cuarentena de personas venezolanas retornadas a 1.500. Por otro lado, se realizó una rehabilitación en el Hotel Maracay del Centro de Aislamiento los Caracas (La Guaira), incluyendo la refacción de paredes, sistema eléctrico y dotación de enseres y equipamiento para las habitaciones y áreas comunes y se proporcionó alojamiento para personas en movilidad en la Casa de Atención Temporal de Ureña (Táchira). En total, las actividades en espacios de alojamiento temporal tuvieron un alcance de 3.246 personas.

Las actividades en espacios y centros comunitarios y de las instituciones, incluyendo centros sanitarios, tuvieron un alcance total de 135.597 personas, incluyendo la dotación de baldes y lámparas solares, a un total de 24 Centros de Diagnóstico Integral (CDIs) y ambulatorios en Táchira, Zulia y Miranda y la rehabilitación del CDI Simón Bolívar en Miranda, la dotación de mosquiteros en 7 hospitales en Táchira y la rehabilitación de la sala de triaje del Hospital Central de San Cristóbal, la dotación de mosquiteros a 3 geriátricos en Táchira, la dotación a enseres a las Defensorías del Pueblo en Táchira y Carabobo y la rehabilitación en Miranda, dotación de enseres y rehabilitación de la Sede del Consejo Comunal Antonio José de Sucre, y la instalación de 2 RHUs en la Terminal de Pasajeros de San Cristóbal para toma de datos.

Las actividades realizadas en las comunidades priorizadas tuvieron un alcance total de 4.760 personas vulnerables de los estados Apure, Bolívar, Distrito Capital, Miranda, Táchira, Zulia, La Guaira y Barinas. Estas actividades incluyeron la entrega de un total de 1.127 lámparas solares en Apure, Barinas, Bolívar, La Guaira y Miranda, la distribución de enseres básicos a 2.846 personas vulnerables y 25 kits a personas en movilidad (compuestos por una esterilla, una cobija individual, un mosquitero y un set de cocina).

Necesidades no cubiertas

Aunque hubo un aumento en el número de personas alcanzadas en el estado Táchira, la atención en otros estados priorizados, incluyendo otros estados fronterizos del país, (por ejemplo, Apure y Amazonas) continúa siendo limitada.

El suministro de combustible, intermitente y limitado en la mayoría de los estados, junto con la falta de financiación continúan siendo reportados como los principales desafíos operativos para la atención de personas vulnerables y el acceso a lugares remotos para las organizaciones socias.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Logística

Necesidades

Debido a las medidas de cuarentena para afrontar la COVID-19, los actores humanitarios siguen enfrentando retos de acceso que impactan en la implementación de proyectos. Al mismo tiempo, el esquema de 7+7, en vigor hasta finales de noviembre, que consiste en que durante siete días se reactivan los sectores económicos y durante otros siete se guarda cuarentena radical, facilita movimientos durante las semanas de flexibilización. Sin embargo, las organizaciones necesitan apoyo para obtener permisos que permitan seguir con las entregas y actividades en el terreno.

Respuesta

El Clúster sigue su actividad de coordinación y apoyo con el manejo de la información, proporcionando actualizaciones e informes en términos de capacidad logística, restricciones y acceso. Esto incluye lineamientos y mecanismos en el marco del Plan Global de Respuesta Humanitaria COVID-19.

El Clúster apoyó la compilación y divulgación de información para los vuelos de repatriación organizados por las embajadas y los vuelos humanitarios organizados por el Programa Mundial de Alimentos hacia Venezuela, desde su centro operativo en Panamá.

El Clúster, a través de los medios de comunicación, tales como las comunicaciones de grupo y listas de correo, intenta favorecer el intercambio de informaciones logísticas prácticas entre sus socios.

Necesidades no cubiertas

Disrupciones en la cadena de suministros a nivel mundial, incluyendo restricciones al tráfico aéreo y marítimo, y cierre de fronteras, siguen impactando en la capacidad de adquisiciones de insumos a escala global. Se han hecho esfuerzos comunes para la activación de servicios de transporte compartidos y de un sistema Interagencial de priorización para compras de insumos críticos dentro del Plan Global de Respuesta Humanitaria COVID-19.

Las posibilidades para transportar carga de suministros humanitarios fueron limitadas durante el último periodo. Las organizaciones humanitarias se enfrentan a una escasez de oferta para transportar e importar insumos necesarios para el desarrollo de sus programas. El cierre del espacio aéreo y fronteras ha dificultado las condiciones de entrada y salida del personal humanitario de las ONGs, afectando el desarrollo de sus programas y la eficacia de sus respuestas a la epidemia.

Los vuelos organizados y gestionados como parte del apoyo logístico del Programa Mundial de Alimentos han beneficiado a personal humanitario. Sin embargo, debido a la complejidad de los trámites migratorios, el acceso a estos vuelos ha sido restringido para el personal humanitario de las ONGs.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación
Coordinación

Coordinación

Los Centros de Coordinación en el Terreno mantienen enlace con las autoridades y los socios locales para apoyar en la evaluación de necesidades, la implementación de la respuesta, así como la abogacía en temas logísticos y de acceso.

Como parte del Ciclo de Programación Humanitaria 2021, OCHA ha apoyado a los clústeres y los socios humanitarios en el proceso de revisión y actualización de los proyectos que serán incorporados en el Plan de Respuesta Humanitaria 2021.

Durante la temporada de lluvias, los Centros de Coordinación en el Terreno han mantenido el monitoreo de la situación y el impacto en los distintos estados del país, con el propósito de hacer seguimiento con las autoridades sobre los requerimientos de apoyo.

URL:

Descargado el:

Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación
Análisis

Retos Operacionales Comunes

La respuesta humanitaria requiere con urgencia más financiación para mantener y ampliar las actividades implementadas; muchos socios resaltan brechas de financiación críticas incluso para fortalecer la respuesta a la COVID-19.

Las organizaciones humanitarias deben adaptar sus modalidades de respuesta al contexto de la pandemia para minimizar el riesgo de contagio, en especial, para los funcionarios que están en la primera línea de respuesta.

Los desafíos logísticos como los retrasos en la importación de algunos suministros, la disponibilidad de transporte y la escasez de combustible han aumentado a causa de las limitaciones de movimiento en todo el territorio nacional.

La magnitud de las necesidades requiere de una respuesta humanitaria con mayor capacidad operativa, incluyendo mayor apertura para el trabajo de las ONG nacionales e internacionales con experiencia en emergencias sanitarias y en línea con los principios humanitarios.

URL:

Descargado el: