Venezuela - Julio 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Educación

20.851
Alcanzados con material educativo en julio

Necesidades

La migración del sistema presencial de clases a una modalidad remota por el contexto de la COVID-19 ha sido un reto para el sistema educativo y todos los actores.

Los socios del clúster alertan que el cierre de escuelas por la COVID-19 ha aumentado los riesgos de violencia doméstica y basada en género para NNA, así como del impacto en la salud mental y las necesidades de apoyo psicosocial.

Las condiciones para la continuidad educativa durante el cierre preventivo de escuelas son adversas, incluyendo el acceso reducido a la conectividad, la limitada disponibilidad tecnológica y la inestabilidad del servicio eléctrico. Estas circunstancias afectan con mayor impacto a NNA más vulnerables como quienes tienen alguna discapacidad, población indígena y en situación hospitalaria.

Respuesta

En julio, con el objetivo de mejorar las condiciones para el aprendizaje y la continuidad educativa de NNA en escuelas, se continuó la distribución de materiales educativos en formato individual a nivel de hogares alcanzando un total de 20.851 NNA (49 por ciento niñas y 51 por ciento niños), especialmente en Distrito Capital y Zulia. Asimismo, se logró atender a 40.432 NNA (51 por ciento niñas y 49 por ciento niños) con distribución de alimentos en seco o a nivel de hogar mediante apoyo del programa de alimentación escolar beneficiando mayoritariamente NNA de Bolívar y Zulia.

Un total de 3.274 adolescentes y jóvenes (46 por ciento niñas y 54 por ciento niños) participaron en iniciativas orientadas a fomentar la nivelación educativa, las habilidades para la vida y la capacitación técnica en formatos remotos especialmente en Zulia. Se atendieron 69.406 NNA mediante la implementación de actividades de apoyo psicoeducativo en línea, por vía telefónica o mediante visitas al hogar (53 por ciento niñas y 47 por ciento niños) en Miranda y Táchira.

Se capacitaron de manera virtual sobre el enfoque de educación en emergencia unos 2.921 docentes (80 por ciento mujeres y 20 por ciento hombres) en el estado Miranda.

En el marco de la respuesta a la COVID-19, se incorporaron actividades de educación a distancia mediante recursos multiplataforma (televisivos, radiales, virtuales, impresos) para NNA afectados por el cierre de escuelas. Durante este período se alcanzó a 8.494 estudiantes mayoritariamente en Miranda y Zulia.

Necesidades no cubiertas

El bajo financiamiento internacional al sector agrava la situación y pone en riesgo la sostenibilidad de las acciones, ello es especialmente crítico para organizaciones locales y comunitarias que cuentan con menos apoyo de la cooperación. Por ejemplo, en relación con las iniciativas para reinserción educativa de NNA fuera de la escuela la brecha es del 97 por ciento; en la distribución de kits de materiales escolares la brecha es del 85 por ciento y en alimentación escolar la brecha que falta por cubrir es del 67 por ciento.

A pesar de los esfuerzos de la autoridad nacional y el apoyo del Clúster en la disponibilidad de la oferta multiplataforma a distancia, el acceso es diferenciado entre estados, lo que se profundiza por la falta de financiamiento internacional para fuentes sostenibles de acceso a internet, mejora del servicio eléctrico e inversión tecnológica en comunidades remotas.

El apoyo del sector educativo para la acogida e inclusión de la población retornada también está sub financiada.

URL:

Descargado el: