Venezuela - Julio 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Protección

134.935
Alcanzados con servicios en julio

Necesidades

Se necesita continuar los esfuerzos para fortalecer el entorno de protección a grupos vulnerables, incluyendo las personas retornadas, que siguen requiriendo protección para evitar el impacto en el bienestar físico y mental y para garantizar el acceso de estos grupos a servicios sociales básicos y de protección, incluyendo atención psicosocial y asistencia legal.

El cierre de las fronteras continúa reduciendo las oportunidades de las personas que implementan la movilidad pendular como estrategia de afrontamiento para abastecerse de alimentos, medicamentos, bienes y acceso a servicios. En el estado Táchira, algunos socios han reportado el contrabando de medicinas y productos de primera necesidad adquiridos en Colombia con un precio alto. Esto aunado al incremento de las necesidades, especialmente en términos de seguridad alimentaria, eleva la adopción de estrategias negativas de afrontamiento que aumentan los riesgos de contagio y explotación.

En julio, se incrementó de manera significativa el número de personas afectadas por la COVID-19, con alta transmisibilidad en la Gran Caracas y los estados La Guaira y Miranda. Los riesgos de protección para los NNA en estos estados se han incrementado con las medidas de cuarentena implementadas, dado que situaciones de estrés y con las familias confinadas podría aumentar la violencia, explotación y abusos especialmente para los grupos más vulnerables.

Respuesta

En julio, los socios del Clúster de Protección alcanzaron a un total de 134.935 mujeres, hombres y NNA con ejecución de actividades en los 23 estados y Distrito Capital. Los estados con mayor alcance de beneficiarios de actividades del Clúster de Protección fueron Miranda (35.692), Zulia (30.247), Apure (14.979), Bolívar (11.242) y Distrito Capital (7.534).

Se alcanzaron 1.172 personas adultas y mayores en riesgo con servicios especializados, incluyendo atención psicosocial y asistencia legal. Unas 109 personas adultas se beneficiaron de acceso a documentación legal, y 414 personas con necesidades específicas se beneficiaron de asistencia material. Igualmente, unas 8.823 personas fueron fortalecidas en temas de prevención y mitigación de riesgos de protección, y mediante el trabajo de fortalecimiento de instituciones en los estados Apure, Bolívar y Zulia unas 12.673 personas se beneficiaron gracias a dotaciones de material que permiten a los funcionarios asegurar los derechos de las personas con necesidades específicas en esos estados.

En julio, unas 853 niñas, adolescentes y mujeres adultas se beneficiaron de servicios de respuesta a la Violencia basada en Género (VbG), incluyendo servicios de gestión de casos (264), apoyo legal (39) y asistencia psicosocial individual (550). Un total de 11.109 NNA y personas adultas fueron beneficiadas a través de actividades de prevención de la VbG, incluyendo la entrega de kits de dignidad que alcanzaron un total de 2.703 niñas y mujeres adultas en 17 Puntos de Atención Social Integral (PASI) de los estados Apure, Bolívar, Táchira y Zulia, y capacitaciones sobre prevención y mitigación de la VbG (8.406). Igualmente, 698 funcionarias y funcionarios de las instituciones del Estado fortalecieron sus capacidades de respuesta a la VbG a través de actividades de formación en materia de prevención y mitigación de la VbG.

Un total del 5.417 NNA en riesgo (la mayoría entre 12 y 17 años) y sus cuidadores se beneficiaron de acceso a actividades de apoyo psicosocial individual y grupal, 41.264 niñas y niños menores de 3 meses tuvieron acceso a certificados de nacimiento en los hospitales (no se reportaron registros civiles de nacimiento) y un total de 6.758 NNA afectados y en riesgo tuvieron acceso a servicios administrativos y programas de protección de la niñez. Por otro lado, 45.570 personas de la comunidad fueron capacitadas en temas de protección de NNA (incluyendo la Guía Protege) y 124 personas de las instituciones del Estado competentes en materia de NNA fueron beneficiadas con materiales y capacitaciones para prevenir y responder a la violencia, abuso, negligencia y explotación de la niñez.

Necesidades no cubiertas

La respuesta a las necesidades específicas de protección de las personas con discapacidad representa tan sólo uno por ciento de personas beneficiarias de asistencia de protección en julio. Para abordar esta brecha se está estableciendo, bajo la coordinación del Clúster de Protección y su socio CONSORVEN, un grupo de trabajo intersectorial con miras a fortalecer la inclusión de las personas con discapacidad en el Ciclo de Programación Humanitaria para el año 2021.

Es necesario garantizar la disponibilidad de servicios multisectoriales de respuesta a la VbG por diferentes clústeres, incluyendo espacios para sobrevivientes de VbG, la inclusión de sobrevivientes y personas en riesgo de VbG en programas de transferencias monetarias (CBT/TM), mitigar la adopción de mecanismos de afrontamiento negativos, que han incrementado durante la pandemia, servicios de salud sexual y reproductiva que incluyan distribución de métodos anticonceptivos y enlaces para la atención pre, post natal y en parto.

Es clave identificar formas alternativas de atención a personas retornadas y comunidades vulnerables en función del nivel de acceso de los actores humanitarios a los PASI. La implementación de las actividades en el terreno se hace aún más compleja por la afectación de los servicios públicos, incluyendo las dificultades para la movilidad entre los distintos municipios por la falta de combustible. En este sentido, fortalecer los diferentes servicios de respuesta a NNA, incluyendo mediante los Consejos de Protección y los Consejos Municipales y reforzando las capacidades de sus funcionarios.

URL:

Descargado el: