Venezuela - Octubre 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Protección

157.351
Alcanzados con servicios en septiembre

Necesidades

En la frontera con Colombia se ha reportado una disminución en el número personas que retornan por la pandemia de la COVID-19, asociada a la reactivación económica en el país. Esta apertura también ha creado un incentivo para la salida de personas, especialmente por de los cruces informales, incluyendo por mujeres, niños niñas y adolescentes (NNAs) y adolescentes no acompañados, ya que las fronteras siguen formalmente cerradas. Debido a las condiciones en las que se realizan estos movimientos, las mujeres y los NNAs están expuestos a riesgos de protección, incluyendo violencia física, psicológica y sexual. 

El acceso a servicios de salud sigue siendo un problema mayor para las personas mayores, los NNAs con discapacidad, NNAs con enfermedades, las mujeres y adolescentes embarazadas, reportándose un numero en aumento de decesos y casos con secuelas irreversibles debido a esa situación. Además, el acceso a servicios de salud mental se presenta como un desafío para los adolescentes, cada vez en situación más frágil por la cuarentena.

Aunque el número de PASI se ha reducido, los más vulnerables continúan necesitando atención en términos de servicios de protección.

Respuesta

En septiembre los socios del Clúster de Protección beneficiaron a 157.351 mujeres, hombres y NNAs. La asistencia tuvo una cobertura en todo el país, con actividades en los 23 estados y Distrito Capital. Los estados con mayor alcance de beneficiarios de actividades del Clúster de Protección fueron Bolívar (42.145), Miranda (25.201), Distrito Capital (12.351), Zulia (11.691) y Amazonas (10.494).

Se alcanzaron 205 niños, niñas y adolescentes (NNAs), personas adultas y mayores en riesgo con servicios especializados de protección, incluyendo atención psicosocial individual. 11 personas adultas en riesgo y NNAs se beneficiaron de acceso a documentación legal. 1.083 personas con necesidades específicas con asistencia material y 17.036 personas de la comunidad y de las instituciones fueron fortalecidas para prevenir y mitigar riesgos de protección, además de 8.243 personas a través del establecimiento y fortalecimiento de centros y espacios comunitarios. 4.619 personas fueron beneficiaron a través del fortalecimiento de instituciones del Estado en Apure (Defensoría del Pueblo y la CONARE), Falcón (Defensoría del Pueblo), Táchira (CONARE) y Bolívar (Defensoría del Pueblo) a través de dotaciones de asistencia material para asegurar los derechos de las personas con necesidades específicas en esos estados.

1.133 niñas, adolescentes y mujeres adultas se beneficiaron de servicios de respuesta a la Violencia basada en Género (VbG), incluyendo servicios de gestión de casos (359), apoyo legal (68) y asistencia psicosocial individual (253), Un total de 10.825 NNAs y personas adultas fueron beneficiadas a través de actividades de prevención de la VbG, incluyendo entregas de kits de dignidad alcanzando un total de 1.408 niñas y mujeres adultas en comunidades en Distrito Capital, Miranda, Zulia, Táchira y Apure, incluyendo 17 Puntos de Atención Social Integral (PASI) de Miranda y Distrito Capital, capacitaciones sobre prevención y mitigación de la VbG (7.361) y el establecimiento de espacios seguros. 646 funcionarias y funcionarios de las instituciones del Estado y la sociedad civil fortalecieron sus capacidades de respuesta a la VBG a través de actividades de formación en materia de prevención y mitigación de la VBG.

12.028 NNAs en riesgo (la mayoría, entre 5 y 17 años) y sus cuidadores se beneficiaron de acceso a actividades de apoyo psicosocial individual y grupal, 48.520 niñas y niños, en su mayoría, menores de 3 meses tuvieron acceso a certificados de nacimiento en los hospitales (de estos, además, 94 registros civiles de nacimiento) y un total de 10.316 NNAs afectados y en riesgo tuvieron acceso a servicios administrativos y programas de protección de la niñez. Por otro lado, 35.835 personas de la comunidad fueron capacitadas en temas de protección de NNAs (incluyendo la Guía Protege) y 7.304 personas de las instituciones del Estado competentes en materia de NNAs y miembros de ONGs fueron beneficiadas con capacitaciones y dotaciones de asistencia material para prevenir y responder a la violencia, abuso, negligencia y explotación de la niñez.

Necesidades no cubiertas

A pesar de las necesidades de protección identificadas en el estado Táchira, y siendo el estado que recibe el mayor número de retornos espontáneos, la respuesta de los socios del Clúster de Protección durante el mes de septiembre se mantuvo al nivel del mes de agosto, alcanzando 8.100 personas.

Continúan las dificultades asociadas a la cuarentena, especialmente durante las semanas de cuarentena radical. El deterioro en la prestación de los servicios públicos con cortes de electricidad prolongados y las limitaciones de movilidad ante la escasez de combustible son un reto para las actividades del sector como documentación de identidad, registro de nacimiento o la atención a casos de VBG.

Las comunidades indígenas, en particular los NNA, siguen entre los grupos los más vulnerables a causa del aislamiento de las comunidades y de los problemas de acceso físico de los equipos humanitarios, especialmente en áreas de difícil acceso.

URL:

Descargado el: