Venezuela - Enero, febrero, marzo 2020

Informe de situación

Estatus del cluster

Seguridad Alimentaria y Medios de Vida

85.000
Personas beneficiaron de actividades SA

Necesidades

El reto principal para la seguridad alimentaria es la capacidad de las personas más vulnerables de acceder a alimentos. El Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (CENDA) en su informe de diciembre, apunta que una familia promedio para cubrir el costo mensual de la Canasta Básica Alimentaria requiere 101,7 salarios mínimos (BS. 150.000,00). La recolección de la cosecha de maíz de la temporada principal está en curso y se espera que la producción total en 2019 esté muy por debajo del promedio. La disminución se debe principalmente a una contracción significativa en el área sembrada, producto de los altos costos y una falta general de insumos agrícolas en los mercados internos, causada por una depreciación significativa de la moneda y dificultades para la importación, todo esta ha restringido las capacidades productivas de los agricultores.

Respuesta

85.000 personas en 23 estados se beneficiaron de actividades de seguridad alimentaria como distribución y producción de alimentos en diciembre 2019.

36 unidades Educativas y 4 Escuelas Técnicas (300 personas entre docentes y productores.) han recibido asistencia para el fortalecimiento de sus capacidades en atención nutricional.

10 encuestadores y 2 supervisores han recibido una formación en instrumentos de medición y análisis de la resiliencia en Seguridad Alimentaria y Nutricional (instrumentos RIMA por sus siglas en inglés) para el inicio de actividades de recuperación rápida de alimentos a 350 familias campesinas en Lara.

Necesidades no cubiertas

Se requiere fortalecer la capacidad de respuesta del Clúster y movilizar más recursos para responder a la escala de las necesidades.

Es necesario apoyar la producción de alimentos entre los agricultores del país para compensar los déficits alimentarios y evitar un mayor deterioro de la seguridad alimentaria.

Es necesario distribuir semillas de arroz y maíz de alto rendimiento y maduración temprana, así como semillas de hortalizas antes de la temporada de siembra principal, apuntando a los hogares agrícolas más vulnerables en los estados de Lara, Trujillo, Portuguesa y Mérida.

Se requiere establecer granjas escolares en áreas urbanas, periurbanas y rurales, enfocándose en la producción de hortalizas de ciclo corto, cereales y jardinería doméstica.

Implementar modalidades de asistencia de transferencias en efectivo (CBT) para apoyar la producción de semillas y los mercados locales de semillas antes de la temporada de siembra.

Continuar apoyando a los migrantes venezolanos y las comunidades de acogida dentro del país, así como en las zonas rurales limítrofes de los países vecinos, impulsando la producción local de alimentos y aumentando las oportunidades de ingresos.

URL:

Descargado el: